Compartir

El Año Greco cierra 2014 con “un ligero superávit”, con cifras “satisfactorias” y con un total de 90.063 visitantes a la exposición 'El Greco: Arte y Oficio' en el Museo de Santa Cruz de Toledo, lo que la sitúa entre las tres o cuatro exposiciones más importantes de este espacio museístico.

Así lo ha trasladado el presidente de la Fundación El Greco 2014, Gregorio Marañón, durante una rueda de prensa en la que ha señalado que este año dedicado al pintor “no se cierra con déficit”.

En números, Marañón ha indicado que en inversión directa se han destinado alrededor de 15 millones de euros, mientras que en inversión publicitaria y comunicación la cifra asciende a unos 7 millones de euros.

En el Museo Santa Cruz, la exposición 'El Greco: Arte y Oficio' ha reunido a 1.000 visitantes diarios durante tres meses, mientras que otros espacios, como el Museo del Greco y la Catedral de Toledo, han congregado a unas 400.000 personas.

No obstante, Marañón ha querido destacar que estos datos no son motivo de despedida, ya que en enero de 2015 informarán de un balance global que plasmarán en una memoria definitiva de la fecha.

Remanente para actividades pendientes

Marañón ha explicado que de la inversión destinada a las actos del Año Greco, un 98% ha estado sufragada por la sociedad civil y las propias actividades de la Fundación, mientras que el resto ha correspondido al apoyo de las instituciones públicas.

Los actos de esta efeméride han generado unos “ingresos adicionales”, que van a servir para “atender” una lista de proyectos que no se pudieron incluir en el planteamiento inicial y que estaban “esperando a que hubiera un posible remanente” para poder llevarse a cabo.

Por ello, ha insistido que a finales de enero mostrarán “el futuro” que le aguarda al Greco en Toledo y a su Fundación al cierre definitivo de las cuentas de este año.

Respecto a las expectativas con las que comenzó su andadura en 2010 la Fundación, Marañón ha asegurado que no han superado, puesto que hay cosas “que no se han podido hacer” como la Fundación hubiera querido.

En cuanto a las cifras, y en concreto los de la exposición 'El Greco: Arte y Oficio', Marañón ha asegurado que no son el “mejor termómetro para medir el éxito” de una muestra.

“El Greco nos ha llamado a todos”

El presidente de la Fundación ha mostrado su agradecimiento a los que han hecho posible este Año Greco, aunque ha hecho especial hincapié en el propio pintor, “el gran protagonista”. “El Greco nos ha llamado a todos”, ha asegurado.

A su juicio, la celebración ha convertido Toledo “en una verdadera capital europea”. “Este proyecto cívico no se puede agotar el 31 de diciembre, tiene que trascender, queremos que tenga consecuencias, que cambie la ciudad e incremente su propio patrimonio inmaterial”, ha asegurado.

También, ha agradecido su entrega en el Año Greco a la Reina Sofía por su participación en todos los actos; a las administraciones públicas como el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, el Gobierno regional, el Ayuntamiento de Toledo, la Diputación y el Arzobispado; así como a los integrantes de la Fundación que han trabajado junto a él desde los inicios y a la sociedad civil en general.

Museo Nacional del Greco

En otro orden, Marañón confía en que en “algún momento se podrá conseguir” poner en marcha la iniciativa para que el Museo Santa Cruz de Toledo se convierta en el Museo Nacional del Greco, y aunque ha asegurado que hacerlo es “muy fácil”, ha admitido que con el apoyo a esta idea “han predicado en el desierto”.

A preguntas de los medios, el presidente de la Fundación El Greco 2014 ha señalado que esta idea todavía “está ahí” por si “alguna vez alguien quiere recogerla”, y ha destacado que “cada día que ha pasado de este año” ha estado más convencido de poner en marcha esta iniciativa.

“Es muy fácil llevarla a cabo”, ha asegurado, convencido que este proyecto podría ampliarse no solo a un museo sino a otros espacios. En este punto, ha mostrado su “respeto por todos los debates” que ha suscitado esta idea aunque ha asegurado que “unos” los comprende “mejor que otros”, convencido de que habido una “respuesta cívica limitada de protesta” con respecto a este posible traslado.

Primera colección internacional

Otra de las razones de ser de este hipotético proyecto, según Marañón, es que las obras de un futuro Museo Nacional del Greco, en el Museo de Santa Cruz, junto a las del actual Museo del Greco, conformarían la primera colección internacional del cretense, “un museo internacional del Greco en el mundo”.

A esta muestra internacional se sumarían los cuadros que se encuentran en la National Gallery de Londres y en el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York.

También ha señalado que la actual Casa del Greco en la ciudad “no tienen salas o espacios” para recibir nuevas obras con un “aforo de visitas limitado”, y ha planteado como interrogante si tendría sentido convertirla “en una de las más grandes reliquias de la Judería toledana”.

El Prado muestra su “incomodidad”

De otro lado, el presidente de la Fundación El Greco 2014 ha desvelado que el Museo del Prado le ha hecho “patente” su “incomodidad” por la iniciativa popular ciudadana aprobada en Toledo para que la obra 'El caballero de la mano en el pecho' del Greco -ahora en el Prado- se exponga de manera permanente en cualquiera de los museos de titularidad estatal de la capital regional, petición que fue respaldada por el Ayuntamiento de Toledo.

Marañón, a preguntas de los medios, ha expresado que él mismo se apunta a este “legado”. “Me parece espléndido que nos den esta obra, pero yo soy más ambicioso y pediría que vuelvan todos los Grecos que han salido de Toledo. No quiero limitar la ambición a un solo cuadro”, ha expresado.

No obstante, el presidente de la Fundación El Greco 2014 ha señalado que si tras cada préstamo de un museo se recibiera una petición de este tipo, esa no sería “la mejor política” para que a Toledo sigan llegando préstamos que la ciudad necesitaría en el futuro.

También ha recordado que el Museo del Prado tiene en Toledo depositados con carácter permanente sus principales cuadros, por lo que, a su juicio, antes de reclamarle un cuadro más al museo, habría que reconocerle al Prado que haya prestado esos cuadros con carácter permanente.

Asimismo, ha añadido que no “hay razón histórica de vincular” el cuadro de 'El Caballero de la mano en el pecho' con Toledo”, pues lleva fuera de la ciudad desde el siglo XVII. “No hay razón precisa para ello, pero deseo que esté en Toledo y no tengo límites en la obra del Greco en su conjunto”, ha afirmado.

Aprobada en noviembre

La propuesta ciudadana fue aprobada por unanimidad el pasado mes de noviembre en el pleno del Ayuntamiento de Toledo, y tiene como objetivo canalizar el deseo manifestado desde varios sectores de la sociedad toledana para que la citada obra, representativa del Toledo del siglo XVI-XVII, se vea de manera continuada en la capital de Castilla-La Mancha.

La iniciativa ciudadana, promovida, entre otros, por el investigador Jorge Manuel Miranda y el profesor Fernando Garrido Polonio, cuenta con la adhesión de más de mil personas, como el diputado del PP Francisco Vañó o el representante del PSOE en el Congreso Alejandro Alonso.