Compartir

Hoy 11 de diciembre de 2014 se cumplen 4 años de la desaparición de María Piedad García Revuelta. Esta joven, residente en Boadilla del Monte, salió a celebrar una cena de navidad con sus compañeros de trabajo y con su ex novio, Javier Sánchez Toledo.

Tras terminar este evento, Javier se ofreció en acompañarla hasta su casa pero nunca volvería a su residencia. Pocos días después Javier, su ex pareja y principal sospechoso de su desaparición, aparecía ahorcado en un paraje boscoso de San Lorenzo de El Escorial.

Desde el Ayuntamiento de Boadilla del Monte siempre se ha querido mantener vivo el recuerdo de la joven llevando a cabo iniciativas como dar su nombre a un parque en la localidad o aprovechar días como el Día Internacional contra la Violencia de Género para que su caso no cayese en el olvido.

Precisamente en ese día el alcalde de Boadilla del Monte, Antonio González Terol, quiso transmitir a su familia todo el apoyo del municipio, pidiendo de nuevo a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que no dejen de trabajar para el esclarecimiento de este caso. “Podemos hacer muchos homenajes, podemos construir parques que lleven el nombre de María Piedad pero lo que nunca va a quitar el dolor de una familia es el no saber a día de hoy que ha ocurrido”, explicó el primer edil.