Compartir

Reclama la aplicación de estas y otras medidas de la norma aprobada en 2007 y señala que tendría un coste de cuatro millones de euros

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

El PNV ha presentado una moción en el Senado para exigir al Gobierno la aplicación en 2015 de la Ley de la memoria histórica aprobada en 2007 y el desarrollo de medidas concretas como un censo de símbolos y leyendas franquistas, la apertura de los archivos de las cárceles y la investigación de los “graves crímenes” cometidos durante la guerra civil y el franquismo.

“Hacerlo sobre la base de la clarificación del pasado, la búsqueda de las personas desaparecidas y el apoyo a las familias a la hora de recuperar los restos de sus seres queridos”, afirma el grupo nacionalista en la iniciativa, que será debatida en el Pleno que empieza el martes.

El PNV recoge unas palabras del exministro de Justicia Alberto Ruiz-Gallardón, quien afirmó que “no hay herida más grande” que la guerra de 1936 y que ni este Gobierno “ni ningún otro nunca, nunca, se sentirá tranquilo mientras exista una persona enterrada en una cuneta, da igual de qué bando sea”.

Explica el grupo vasco que con la moción quiere buscar un “texto acordado entre todos los grupos” para “reconocer una injusticia y proteger a sus víctimas”, que debe ser la prioridad del Estado de derecho.

“Entendemos que es imprescindible reparar el daño causado, reconocer la situación de indefensión y poner todos los medios al alcance para restituir, reconocer, recordar y recuperar”, dice el PNV.

La moción que se debatirá esta semana está dividida en seis puntos. En el primero, se recuerda la necesidad defendida por la ONU de promover la verdad, la justicia, la reparación “y las garantías de no repetición”.

Partiendo de este contexto, el PNV insta al Gobierno a que se investiguen “los graves crímenes cometidos durante la Guerra Civil y el Franquismo”, clarificando el pasado y ayudando a buscar a los desaparecidos.

APOYO A LAS VÍCTIMAS

También plantea que el Ejecutivo trabaje para que “las víctimas y asociaciones de víctimas se sientan suficientemente reconocidas y reparadas” y para que los Presupuestos de 2015 tengan recursos suficientes para aplicar la Ley de la memoria histórica, que reconoce derechos y amplía medidas en favor de quienes padecieron persecución y violencia.

Además, el PNV quiere que el Gobierno colabore con comunidades autónomas y ayuntamientos para elaborar un censo de “símbolos, leyendas, menciones y reconocimientos franquistas” repartidos por la geografía nacional.

Por último, los nacionalistas reclaman que el Gobierno permita el acceso y la apertura de los archivos de las cárceles dependientes del Ministerio del Interior.