Compartir

Los sindicatos UGT, STAS, CCOO y CSI.F han convocado para la próxima semana asambleas de interinos que desembocarán en una “movilización multitudinaria” en Toledo, para mostrar su rechazado a la Mesa Sectorial de la Función Pública convocada por el Gobierno regional para el próximo día 16, en la que “lejos de reintegrar a los interinos despedidos” en 2012, como les “obliga” a hacer el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCM), “van destruir 100 plazas más”.

Así lo han anunciado en rueda de prensa la secretaria del Sector Autonómico de FSP UGT C-LM, Beatriz Tormo, el secretario de STAS-CLM Intersindical, Gustavo Fabra, el secretario regional de FSC CCOO, Ramón González, y la responsable de CSI.F, Victoria Ortiz, en la que han explicado que fueron los sindicatos, los que pidieron la convocatoria de esa Mesa Sectorial para que el Ejecutivo diese cuenta de la condiciones en las qué iba a crear esas plazas de trabajo y de cómo iba a abonar el salario correspondiente a esos interinos despedidos.

Pero los sindicatos han denunciado que, en lugar de convocar a la parte social para explicarles cómo se va a aplicar esa sentencia del TSJCM, les han convocado para una modificación de la Relación de Puestos de Trabajo de siete consejerías donde, “aparte de suprimir 670 plazas de la sentencia del TSJCM, añaden otras 100”.

“Lo que ha hecho la Junta con la sentencia es crear y registrar las 670 plazas que anularon en agosto de 2012 y ahora nos convoca a otra Mesa para amortizar esas plazas y otras 100, en total 773 puestos de trabajo. Evidentemente nada que ver con la convocatoria que nosotros pedíamos”, han denunciado.

Se quejan además de que el Gobierno regional tan solo les ha dado cinco días hábiles para revisar las “773 modificaciones de la Relación de Puestos de Trabajo más la que se llevaron a cabo en 2012” y preparar esa convocatoria, que será, según han advertido, “la Mesa Sectorial de mayor calibre de la historia de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha”.

Es por ello que los representantes sindicales han asegurado que van a responder “con la máxima unidad sindical y con lo que sea necesario” para poner punto y final a este conflicto, aunque consideran que la solución no llegará “hasta que María Dolores de Cospedal no desocupe el Palacio de Fuensalida”.

Calendario

La primera de esas acciones será el martes, 9 de diciembre, a las 15.00 horas ante la Puerta de la Consejería de Administraciones Públicas, en Toledo, donde han convocado una asamblea de empleados públicos e interinos despedidos en la que planear “una batería de concentraciones para el miércoles y el viernes”.

Estas concentraciones, han anunciado, desembocarán en una movilización “multitudinaria” en Toledo, cuya fecha se decidirá en las asambleas previas, pero que será antes de esa Mesa Sectorial del día 16 “para defender estos puestos de trabajo y el mantenimiento de los servicios públicos”.

“A partir de ahí, todo lo que sea necesario”, han advertido los sindicatos con representación en la Función Pública, que han vuelto a pedir la dimisión tanto del director general de la Función Pública, Juan Manuel de la Fuente, del consejero del ramo, Leandro Esteban, e incluso la presidenta regional, aunque admiten que su petición “no va a servir de nada porque este Gobierno no atiende a razones”.

Morir matando

La responsable de UGT ha criticado que el Gobierno regional, “en plena crisis” la Junta amortizara 670 plazas y que en 2014, con un escenario económico más favorable, quiera amortizar otras 100 plazas más, decisiones que, a su modo de ver, “solo responden al deseo del Gobierno de Cospedal de reducir a la mínima expresión lo público en favor de la privatización”.

“Esto es morir matando, porque está claro que su final está muy cerca”, ha defendido Tormo, que se ha mostrado convencida de que los castellano-manchegos “no tienen paciencia para aguantar otros cuatro años”.

Por su parte, el representante de STAS ha advertido al Gobierno regional de que “se está metiendo en un jardín del que puede salir muy escaldado” porque no está ejecutando la sentencia del TSJCM, que fue avalada por el Supremo, y no está llevando a cabo “de buena fe” el reingreso de esos trabajadores despedidos.

Y es que Fabra ha explicado que los servicios jurídicos de los sindicatos no van a dar ningún paso hasta que pasen los dos meses que estableció el Tribunal Supremo para ejecutar la sentencia. Una vez transcurrido este tiempo, si el Gobierno regional no actúa de forma “adecuada” presentarán incidente de ejecución de la sentencia ante el TSJCM.

Dicho esto, ha asegurado de que al margen de lo contencioso-administrativo, puede haber afectados que por vía penal quieran iniciar una querella por malversación de fondos contra Leandro Esteban, “pues es normal que muchos de los afectados quieran pedir daños y perjuicios ante la actuación temeraria, infantil y prepotente del Gobierno regional”.

Por su parte, el responsable de CCOO ha hablado de “suicidio colectivo del Gobierno de Castilla-La Mancha”, pues, a su parecer, la convocatoria de la Mesa Sectorial del día 16 “supera la agresión que la Junta acometió en agosto de 2012, no solo haciendo caso omiso a la sentencia del alto tribunal sino yendo más allá y eliminando 100 plazas más de las iniciales”. “Ni si quiera sabemos si implican más despidos”, ha reconocido.

Mientras, Victoria Ortiz ha condenado que lo que plantea la Administración regional no sea lo que los representantes sindicales “llevan pidiendo años”, que es una revisión global de la plantilla funcionarios de la Junta, dada la “necesidad” de puestos de trabajo que hay sobre todo en los servicios periféricos, “donde hay centros de la Junta que están prácticamente sin personal”.

“Tal es así que el Gobierno regional está moviendo a personal de un pueblo a otro para cubrir los agujeros que ha dejado la supresión de plazas de agosto de 2012”, ha concluido la representante de CSI.F.