Compartir

MADRID, 5 (EUROPA PRESS – David Gallardo)

Espíritu del Sol es el tercer álbum en solitario de Amparo Sánchez, integrado por una docena de nuevas canciones grabadas en Tucson, México, Argentina y Barcelona. Canciones surgidas de “compartir encuentros” con músicos como Joey Burns y John Convertino de Calexico, aunque no son los únicos, porque como ella recalca a Europa Press, “la música nos permite comunicarnos con un lenguaje compartido”.

“Se trata de eso. La música crece gracias a encuentros mágicos. Yo siento como un lujo poder aprender y absorber de otras culturas e influencias”, asegura la ex líder de Amparanoia, quien en esta ocasión también ha contado con otros destacados artistas de Arizona como Brian López, Mona Chambers, Sergio Mendoza y Vicky Brown.

Desde Argentina también participan La Mona Jiménez, Raly Barrionuevo y Malena D'Alessio (Actitud María Marta), mientras que México deja su huella con el Colectivo Tapacamino de Oaxaca, sin olvidar Barcelona desde donde se han sumado dos músicos inseparables de Amparo Sánchez: Jordi Mestres y Willy Fuego.

“El lío es más técnico para otros”, admite con sorna sobre esta amplitud colaborativa, al tiempo que señala que para ella fue “un placer poder compartir estos encuentros -algo habitual en ella ya desde tiempo atrás- en diferentes lugares del mundo con músicos increibles y que entran en tus canciones y aportan nuevos colores”.

UN DISCO “MUY POSITIVO”

El resultado de tanto viaje y tantas colaboraciones es Espíritu de Sol, un disco “muy positivo” y una “continuación de los anteriores, pero con guiños” e incluso una “reconciliación con el sonido del pasado con un estilo más mexicano, un reggae… algo de rumba”.

Amparo explica esta “reconciliación” al admitir que cuando acabó con Amparanoia, su primer disco en solitario (Tucson-Habana, 2010), fue “un corte bastante seco con lo que hacía, porque quería marcar un antes y un después”.

“Alma de Cantaora (2012) fue un disco más desnudo pero al final quedó entre medias, y con este tercero recojo la fuerza de los dos primeros y su propuesta musical con concepto de banda. Es un poco un resumen de todos estos años”, apunta.

Un resumen que preparó con su banda española, pero que terminó grabando con los reputados Joey Burns y John Convertino de Calexico: “Porque me invitan y nos gusta hacer cosas juntos. Son muy generosos musical y humanamente. Con mi banda ya toco todo el año y es una oportunidad de convivir y darle una sonoridad suya que me encanta”.

“LAS ETIQUETAS DAN IGUAL”

Considerada con Amparanoia prácticamente como un icono de la fusión y el mestizaje, Amparo no duda al recalcar que “las etiquetas dan igual”, puesto que lo que importa es que “al final el público decide y te elige”. “Yo lo que hago es ser fiel a mi momento personal para escribir y cantar. Lo principal es ser fiel”, subraya.

Asimismo, indica que para ella el éxito ahora mismo es “disfrutar” de todo lo que hace, sentir que utiliza convenientemente su tiempo y hacer su “camino en la música”. Además, añade que “poder seguir con discos y giras es tener mucho éxito”.

Y precisamente en plena gira está ya Amparo, quien presenta su nuevo trabajo el 9 de diciembre en Barcelona (Sala Sidecar) y el día 10 en Madrid (Sala El Sol). “Nos presentamos la banda al completo tocando nuevas canciones y antiguas. En 2015 la gira va a ser bastante grande y ya estamos ampliando por varios países”, adelanta.

Porque Amparo tiene éxito dentro y fuera de nuestras fronteras, debido a que empezó hace ya años a “sembrar semillitas fuera”. “Es apabullante el cariño que te demuestran en Latinoamérica. Me sorprenden presentándome a hijas que se llaman Amparito o tatuajes con mi nombre”, cuenta con una sonrisa.

LA NIÑA Y EL LOBO

Una sonrisa que no pierde tampoco al hablar de La niña y el lobo, el libro en el que relata su experiencia en primera persona con la violencia de género cuando era casi una adolescente: “Ha llegado el momento de compartirlo para sensibilizar de este gran problema mundial”.

“Estoy yendo a institutos a hablar a jóvenes que no conocen mi música. Estoy aprendiendo mucho de la lucha contra la violencia de género. Hablamos y se fomenta un espacio de libertad porque este tema es bastante incómodo. Pero se trata de avanzar hacia la igualdad”, sentencia.