martes, 29 septiembre 2020 10:54

Mireia Belmonte, tercera matrícula de honor

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

La nadadora española Mireia Belmonte volvió a ser la gran protagonista de la segunda jornada en el Mundial de natación que se celebra en Doha (Catar) hasta el próximo domingo, demostrando así su gran momento y su reinado absoluto en la piscina corta.

La de Badalona no se cansa de ganar y esta vez lo hizo con honores. Mireia se colgó la medalla de oro en los 800 metros libres, la tercera del campeonato, en un día en el que fue condecorada con el Premio Nacional del Deporte 2013. A miles de kilómetros, la catalana demostraba su clase una vez más.

La seguridad con la que nadó Mireia la confirman como uno de los valores del deporte español del presente y del futuro. La 'Rafa Nadal' del agua o la Pau Gasol de las piscinas. Así es Mireia Belmonte, una auténtica estrella que ha conseguido en dos tardes lo que muchos deportistas no logran en toda su carrera deportiva.

A sus 24 años, la doble medallista olímpica estableció un cronómetro de 8:03:41, suficiente para hacer récord de los campeonatos y tener cinco segundos de ventaja sobre la británica Jaz Carlin, y más de 17 sobre la húngara Katinka Hosszù, su gran rival que recibe un demoledor 3-0 en las tres primeras pruebas que han competido una contra otra.

Mireia fue de menos a más, como le gusta, y comenzó la final situada tras Carlin en el primer 200, destacando una conservadora Hosszù, que cambiaba completamente de táctica tras el 2-0 endosado por Mireia en la jornada del debut. En el ecuador de la prueba quedó claro que el primer escalón del podio sólo se lo disputarían la catalana y Carlin.

Belmonte, inmersa en su ritual, creció con el paso de los metros y terminó por meterle más de un segundo y medio a su rival. La española empezaba a fabricar su tercera gesta de estos Campeonatos del Mundo en Doha, la cual confirmó poco tiempo después.

Un paseo triunfal que supuso su tercer oro, un nuevo éxito que mantiene a España como líder del medallero del Campeonato pese a competir únicamente con cuatro nadadoras y sin equipos de relevos. Pero no acaban aquí sus posibilidades de medalla ya que también aspira a metal en los 200 estilos y los 400 libre.

MARIA VILAS, SEXTA EN LOS 800

Por su parte, María Vilas finalizó sexta del mundo en los 800 metros en una final –la que ganó Belmonte– que no llegó a disputar. La joven gallega obtuvo dicho puesto gracias a su segunda marca en la series lentas y sobre todo a esos 8.18.82 que son de largo su mejor marca personal.

Vilas consiguió todo un éxito para en su corta trayectoria profesional, con un tiempo que sólo superaron Mireia Belmonte, la británica Carlin, la húngara Hoszzú, la americana Beisel y la china Yue.