Compartir

El alcalde de Boadilla del Monte, Antonio González Terol, ha visitado esta mañana el campamento que el Grupo de Intervención en Emergencias Tecnológicas y Medio Ambientales de la Unidad Militar de Emergencias (UME) ha instalado en el Recinto Ferial para la realización de un ejercicio de respuesta ante un hipotético accidente químico.

El simulacro, que se está desarrollando estos días, contempla un supuesto escape e incendio químico en una industria (ficticia) ubicada en una localidad cercana en el que podrían haberse contaminado personas que serán trasladadas a Boadilla del Monte para proceder a su descontaminación. En el ejercicio, la UME cuenta con la colaboración de efectivos locales de Policía y Protección Civil.

La Unidad Militar de Emergencias ha desplegado en Boadilla varias estaciones con capacidad de tratamiento descontaminante para 1.200 personas y 72 vehículos al día; en total, 40 personas, 16 vehículos y 4 estaciones de descontaminación.

Los vecinos de Boadilla que estén interesados en conocer el funcionamiento de esta unidad especializada pueden acercarse al Recinto Ferial donde efectivos de la UME les enseñarán los medios con los que cuentan, tal como han hecho con un grupo de alumnos del CEIP Teresa Berganza.