Compartir

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

El Gobierno se ha comprometido a devolver el coste de los avales provisionales que tuvieron que suscribir quienes participaron en el concurso nacional convocado por Loterías y Apuestas del Estado para autorizar nuevos puntos de venta, que tuvo que ser anulado por “errores no subsanables”.

El presidente del grupo de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) en el Congreso, Cayo Lara, preguntó al Ejecutivo sobre las causas de la cancelación del concurso, que fue convocado en noviembre de 2013 y que cinco meses más tarde, fue anulado “aduciendo errores no subsanables en la delimitación de las zonas geográficas, que no han podido garantizar la transparencia y la concurrencia”.

Dado que los interesados en participar en este procedimiento tuvieron, entre otros requisitos, que formalizar un aval bancario que conllevó una serie de gastos de apertura y mantenimiento, el diputado quiere saber si se les restituirán esas cantidades, así como conocer con mayor profundidad las causas del desestimiento del concurso.

SE RESPETÓ LA IGUALDAD, PUBLICIDAD Y CONCURRENCIA

En su respuesta, que recoge Europa Press, el Ejecutivo confirma la cancelación de la adjudicación a resultas de la comprobación de que “se habían producido errores no subsanables en lo referente a la delimitación de las zonas” que afectaban al “pilar fundamental” para participar en el proceso, lo que “limitó la posibilidad de presentación de solicitudes a potenciales licitadores”.

“El objetivo del procedimiento de selección era cubrir zonas susceptibles de implantar nuevos puntos de venta para configurar una red de ventas adecuada, proceso que se basa en el pilar fundamental de la previa designación de zonas en las que los licitadores proponen el local en el que, de ser adjudicatarios, instalarían el punto de venta”, abunda el Gobierno.

No obstante, asegura que en las bases del procedimiento la Dirección de Negocios y la Asesoría Jurídica de la Sociedad Estatal Loterías y Apuestas del Estado (SELAE) respetó todos los principios de igualdad, publicidad y concurrencia, y se compromete a “reembolsar los importes relativos a la constitución y mantenimiento de la garantía provisional de participación” que se exigía en la convocatoria.