Compartir

El año se cierra con un total de casi 800 afectados de dermatitis atópica formados en su patología

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

La dermatitis atópica la padecen el 20% de los niños menores de 7 años — frente al 10% de los adultos–, esto significa que muchos padres se sienten impotentes ante el desconocimiento de esta enfermedad que causa inflamación y picor y se manifiesta con eccemas en zonas concretas de la piel del menor. Conocer mejor esta afección y cómo evitarla mejora la salud y la calidad de vida de quienes la padecen y de su entorno familiar, y este es el objetivo de la Escuela de la Dermatitis Atópica (EDA), una iniciativa que está creciendo en España.

“La Escuela de la Dermatitis Atópica nos permite abordar la dermatitis atópica desde un punto de vista multidisciplinar y conseguir que los padres de niños afectados entiendan su enfermedad desde un punto de vista mucho más global y no limitado al eczema localizado que puedan presentar en un momento dado”, afirma la responsable de la Escuela de la DA del Hospital Universitario Montepríncipe en Madrid, la dermatóloga Raquel Novo Lens.

Las escuelas están dirigidas a niños con dermatitis atópica, pero también a sus padres o tutores. Se trata de una acción médica complementaria a la consulta convencional, son centros pluridisciplinares que se encargan de la educación terapéutica y que es impartida por dermatólogos, pediatras, alergólogos, psicólogos y enfermeras que educan en varias sesiones a los padres y niños.

Estos encuentros se basan en crear herramientas de conocimiento y la educación que ayuden a conocer la enfermedad para mejorar su control desde el paciente. Ante todo son un lugar de escucha y de intercambio, donde expresar sus inquietudes, sus dudas y su día a día para que sepan afrontar por ellos mismos los inconvenientes de esta enfermedad.

Entre sus objetivos se encuentran desdramatizar la enfermedad, comprendiendo su desarrollo y evolución; además pretenden que entiendan bien el porqué de la prescripción del tratamiento para seguirlo adecuadamente y la importancia de respetar debidamente consejos sobre la higiene diaria; asimismo esperan resolver todas las preguntas pertinentes para vivir mejor la enfermedad a diario.

Además, explica la experta, “supone un espacio en el que, fuera de la presión asistencial diaria, es más fácil establecer una relación de confianza con los asistentes, mayor que la que podemos desarrollar en el tiempo limitado de la consulta, lo que resulta beneficioso para todos”.

“En general creo que, cuando el paciente entiende su enfermedad, sabe lo que le afecta y lo que no, cuándo tratarse y cómo hacerlo, pierde los miedos a las medicaciones y realiza mejor los tratamientos ya que cuenta con las armas adecuadas a cada situación”, afirma.

En el mismo sentido, el jefe de la Sección de Dermatología Pediátrica y responsable de la EDA del Hospital Universitario La Paz de Madrid, el dermatólogo Raúl de Lucas, destaca que estos cursos “no es solo información, es educación”, en su opinión con la escuela se consigue cambiar “la actitud ante la enfermedad con nuevas aptitudes para enfrentarse a ella”.

Considera que estas escuelas vienen a resolver un “problema muy importante” que es la falta de tiempo que las consultas pueden dedicar a las familias con una enfermedad crónica como es la dermatitis atópica.

“Durante las sesiones de la Escuela de la Dermatitis Atópica podemos hablar, discutir y exponer los conceptos más importantes para entender la patología y su tratamiento. Respondemos a una serie de preguntas que son las más frecuentes en nuestras consultas y todo bajo supervisión profesional de pediatras y dermatólogos con un objetivo común: educar al paciente”, señala.

Además afirma que los pacientes que acuden a estos cursos entienden mejor la dermatitis atópica, “adquieren herramientas para tratar de forma más eficaz y autónoma la enfermedad, dejan atrás miedos y prejuicios, no se sientes solos (hay muchas familias como ellos) … estos pacientes sufren menos, participan más y se controlan su enfermedad mucho mejor que antes de acudir”.

EN ESPAÑA HAY 11 ESCUELAS EN FUNCIONAMIENTO

Hay un total de 11 Escuelas de la Dermatitis Atópica activas, 2 nuevas en 2014, en centros hospitalarios públicos y privados de Asturias, Madrid – donde ya hay 4 escuelas-, Barcelona, Palma de Mallorca, Alicante, Albacete, Coruña y Málaga y entre todas ellas se han formado casi 800 niños y familiares.

Esta iniciativa es un proyecto de la Fundación para la Dermatitis Atópica promovida y apoyada por los Laboratorios Dermatológicos A-Derma y desarrollada por personal médico, para impulsar la educación sanitaria y terapéutica aplicada a la dermatitis atópica dentro de los centros hospitalarios, tanto públicos como privados.

Desde 2011, las Escuelas de la Dermatitis Atópica Internacionales de Europa, América y Asia se reúnen para exponer sus avances, sus casos prácticos y experiencias en congresos para poder avanzar en mejor dirección. Estas Jornadas además de ampliar conocimientos técnicos y científicos sobre esta patología, ponen en común las diversas experiencias de estas escuelas implantadas en todo el mundo.