Compartir

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 25 (EUROPA PRESS)

El juicio por el robo del Códice Calixtino de la Catedral de Santiago –que estaba señalado en un principio a partir del 1 de diciembre– se celebrará entre el 19 de enero y el 5 de febrero de 2015.

La Audiencia Provincial de La Coruña con sede en Santiago ha emitido este martes un auto fijando las nuevas fechas para el juicio después de que la abogada de la defensa solicitase un cambio en la fecha inicial por coincidirle el juicio con otra vista.

Después de preguntar el lunes a las partes si tenían disponibilidad para empezar juicio el 19 de enero y obtener respuesta afirmativa, la Audiencia Provincial ha confirmado que comenzará ese día y ha emitido un nuevo calendario para las sesiones.

La defensa del ladrón confeso del Códice Calixtino, José Manuel Fernández Castiñeiras, alegó para el cambio haber sido citada en las mismas fechas en las que está prevista la celebración del juicio del Códice para otra causa con preso, cuyo señalamiento tiene prioridad sobre las causas sin preso.

Para el juicio están llamados a declarar más de 60 testigos y seis peritos, además de los tres imputados, el exelectricista de la Catedral José Manuel Fernández; su mujer, Manuela N.M., y su hijo, Jesús F.N..

FECHAS

Según el nuevo calendario fijado por la Audiencia Provincial, el día 19 de enero, a las 9.30 horas, están citadas las partes para resolver cuestiones previas, por lo que no será hasta el día 20, a la misma hora, cuando presten declaración los tres imputados.

Para el día 21 está prevista la declaración de José María Díaz, que ocupaba el cargo de deán de la Catedral en el momento del robo, así como del actual deán, Segundo Pérez López, y miembros del Cabildo como Juan Filgueiras Fernández y Daniel Lorenzo Santos, entre otros testigos.

El resto de los más de 60 testigos declararán, en varias jornadas, entre el lunes 26 de enero y el jueves 5 de febrero.

PENAS

El Ministerio Fiscal acusa a José Manuel Fernández Castiñeiras de ser autor de un delito continuado de robo con fuerza, un delito contra la intimidad, otro delito de robo con fuerza y un delito de blanqueo de capitales por los que pide que sea condenado a quince años de prisión y multa de 300.000 euros.

Para los otros dos imputados, Manuela N.M. y Jesús F.N., solicita un año y medio de prisión y multa de 300.000 euros como autores de un delito de blanqueo de capitales o, alternativamente, seis meses de prisión si se les considera culpables de un delito de receptación.

En cuanto a la responsabilidad civil, solicita el Ministerio público que el principal acusado indemnice a la Catedral de Santiago en más de dos millones de euros.

Manuel F.C. tuvo guardado en un trastero en un garaje en la población del Milladoiro, próxima a Santiago, el manuscrito desde su sustracción en julio de 2011 hasta que fue recuperado un año después. El exelectricista es un hombre que destacaba por su religiosidad y por su vinculación a la Catedral de Santiago.

El hombre acudía frecuentemente a oír misa a la Catedral de Santiago, donde trabajó durante 25 años, a pesar de que su residencia estaba a escasos metros de la parroquia de San José do Milladoiro.