Compartir

MÉRIDA, 19 (EUROPA PRESS)

La 60 edición del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida ha arrojado como resultado un superávit definitivo en taquilla de 449.059,34 euros, lo que según el presidente de la comunidad, José Antonio Monago, consolida el modelo de gestión implantado en el certamen por su ejecutivo.

De este modo, incluyendo la cifra de 2014, el superávit en concepto de taquilla en las tres últimas ediciones se sitúa en 1.103.118,19 euros, según ha explicado Monago, que ha añadido que dicha dotación sirve para amortizar la “deuda” adquirida en el festival durante la gestión por parte de gobiernos regionales anteriores.

En rueda de prensa después de que el director del certamen, Jesús Cimarro, haya presentado este martes al Patronato del festival las cuentas de la 60ª edición, el presidente de Extremadura ha destacado que el certamen emeritense es actualmente “un referente artístico y cultural” que “proyecta con fuerza” a la comunidad, así como “un referente en cuanto a la transparencia en su gestión”.

Ha destacado así el momento actual del certamen frente a la situación que el mismo vivía en 2012 cuando, según ha dicho, éste se encontraba “al borde de la quiebra, con una deuda mayor al presupuesto que se necesita para afrontar una sola edición”.

En este sentido, ha apuntado que la deuda del festival ha llegado a “superar los 4,5 millones de euros”, así como que “no había contabilidad” del mismo durante la etapa anterior a la llegada del PP al Ejecutivo autonómico, tras lo cual ha apostado por que “nunca más se repita una situación” en la que “por una mala gestión se ponga en peligro un referente cultural”.

Tras incidir en esta línea en que su ejecutivo está “arrastrando y enmendando las consecuencias” de la gestión certamen aplicada durante el anterior ejecutivo extremeño del PSOE, ha recordado que actualmente está en marcha un plan de viabilidad con un “nuevo modelo de gestión”, y que contempla la “unión” del “frente jurídico, el económico y el artístico” para “garantizar la supervivencia”.

El presidente autonómico ha subrayado que el citado plan de viabilidad “está dando sus frutos” y está permitiendo posicionar “claramente” al festival como “un referente” en el ámbito cultural nacional e internacional.

EJE JURÍDICO Y DEUDA

Monago ha informado también de que en materia jurídica “siguen abiertos” varios procedimientos tras la primera denuncia presentada por la gerencia del festival el 26 de mayo de 2012 a instancias del Consejo Rector. “Continúan las diligencias previas penales y por lo tanto los procedimientos siguen abiertos y han de ser resueltos en su día por los tribunales de justicia”, ha espetado.

Asimismo, ha destacado la “recuperación económica” del certamen emeritense basándose en la “fortaleza” de las cuentas de la edición número 60 del mismo, que han arrojado un superávit definitivo de taquilla de 449.059,34 euros, que serán devueltos al festival.

En la misma línea, ha resaltado que contando la última edición del Festival de Mérida la empresa gestora ha logrado devolver a las arcas públicas 1.103.118,19 euros totales en concepto de superávit de taquilla.

Estos “fondos extra”, según ha explicado, se han destinado a la afrontar por una parte las cuotas del préstamo de 3 millones de euros solicitado en 2012 para “hacer frente” a la “quiebra” en la que se encontraba, ha dicho, el certamen.

Sobre este respecto, ha apuntado que ya ha sido pagado 1.055.416 euros de dicho préstamo, así como que aún queda pendiente de amortizar 2.431.132 euros.

De igual modo, ha señalado que de las deudas adquiridas del 2008 al 2011 se han pagado “ya” 3.872.040 euros.

Monago también ha incidido en que su ejecutivo “siempre ha creído” en el Festival de Mérida, y ha añadido que esto ha sido “demostrado” a través de “un gran respaldo económico” al mismo. En esta línea, ha apuntado que mientras que cuando se creó el Consorcio del Festival en 2002 la aportación de la Consejería de Cultura suponía el 32,57 por ciento del conjunto total de aportaciones, en 2014 las aportaciones del Gobierno de Extremadura alcanzan “casi el 80 por ciento del total”, alcanzando los 2.279.600 euros.

En cuanto al presupuesto aprobado el pasado mes de marzo por el Consejo Rector para el Festival de 2014, el presidente autonómico ha explicado que los ingresos han aumentado en un 9,54 por ciento, y que se han superado los 5 millones de euros de presupuesto, gracias –añade– al “superávit” de taquilla, y a las donaciones realizadas por 21 empresas para sumarse a la edición número 60 del certamen.

Asimismo, Monago ha incidido en que “todas” las cuentas anuales correspondientes al ejercicio 2013 aprobadas en el último consejo rector han pasado por la Intervención General del Gobierno extremeño, así como que han sido presentadas al Tribunal de Cuentas y al registro mercantil de la provincia de Badajoz.

EJE ARTÍSTICO

Por otra parte, el presidente autonómico ha destacado el eje artístico del “nuevo” modelo de gestión impulsado por su ejecutivo en el certamen, y ha considerado que el trabajo realizado en la edición 60ª del festival “una vez más ha pasado el examen”, al tiempo que ha anunciado que propondrá a la Comisión Ejecutiva que Jesús Cimarro repita como director artístico del certamen en 2015.

“(Cimarro) ha trabajado duro para posicionar al Festival de Mérida en el puesto que ahora ocupa y ha creído y ha luchado por el proyecto cultural” del Gobierno extremeño, ha declarado.

En esta línea, ha subrayado que en la pasada edición del festival emeritense el Teatro Romano ha recibido un 10,7 por ciento más de espectadores que el año pasado, en concreto, más de 82.000. Asimismo, sumado el conjunto de las actividades programadas la participación ha sido superior a los 123.000 espectadores.

Monago también ha tachado de “sencilla y claramente sobresaliente” la gestión aplicada por Jesús Cimarro, al tiempo que ha incidido en que los datos “no son fruto de la casualidad” sino “fruto del trabajo constante y muy bien hecho”.

CIMARRO

Por su parte, el director artístico del Festival de Teatro de Mérida, Jesús Cimarro, ha defendido que las cuentas del certamen está “claras” y que las mismas confirman un superávit de 449.059,34 euros en la edición de 2014 en concepto de taquilla y más de 123.000 espectadores asistentes (sin contabilizar la exposición de Augusto en Mérida aún abierta en el Museo Nacional de Arte Romano o las distintas producciones que están girando por “todo el país” tanto de compañías extremeñas como nacionales).

Asimismo, ha explicado que según se extrae del balance presentado por el canal de venta Entradas.com, la ocupación general ha aumentado “notablemente” en la edición de 2014, sobre todo los días entre semana (que han subido un 15 por ciento).

También ha incidido en que la 60ª edición del festival emeritense ha recibido espectadores procedentes de 17 CCAA; así como que ha crecido “considerablemente” el número de espectadores de fuera de Extremadura.

Además, ha señalado que según una encuesta realizada por Entradas.com entre los espectadores se refleja que la satisfacción del público con el certamen “aumenta”.

Por otra parte, Cimarro ha tachado de “excepcional” la 60ª edición del Festival de Mérida, y ha anunciado que aceptará el “reto” de dirigir de nuevo el certamen en 2015 cuando el presidente Monago lo proponga a la institución, al tiempo que ha indicado que su reto será “intentar hacer una apuesta de programación atractiva para seguir manteniendo el nivel adquirido”.

En este punto, ha considerado que en la próxima edición debe estar considerada la “extensión de los espacios” escénicos.

Finalmente, preguntado por los medios, el presidente Monago ha indicado que la programación y desarrollo de la próxima edición del festival emeritense está garantizada, ha dicho, pese a que se ejecutará en año electoral en la comunidad.