Compartir

Su “plan de rescate ciudadano y de choque contra la crisis” incluirá propuestas de la sociedad civil, el mundo empresarial y el intelectual

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

El Consejo Ciudadano de Podemos, el máximo órgano de dirección política del partido, celebrará el próximo 29 de noviembre su próxima reunión, en la que los asuntos prioritarios serán el programa económico contra la crisis, la cuestión territorial y la apertura de un nuevo ciclo tras el “agotamiento del marco constitucional”, según ha explicado el secretario político de la formación, Íñigo Errejón.

Errejón ha indicado en rueda de prensa que, en la primera sesión de trabajo del Consejo de Coordinación (el órgano ejecutivo de Podemos), que ha tenido lugar este lunes, sus miembros se han centrado en repartirse competencias para iniciar una ronda de contactos con sectores de la sociedad civil, el mundo empresarial, asociaciones, ciudadanos, entidades culturales y el mundo intelectual y de la universidad.

El objetivo, ha dicho, es aprovechar los conocimientos y la experiencia que les han ofrecido expertos tanto de las administraciones públicas como de empresas privadas para contribuir a la elaboración de “un plan de rescate ciudadano y de choque contra la crisis y contra la corrupción”.

Sobre el programa económico, Errejón ha recordado que Podemos encargó a un grupo de economistas un boceto para ofrecer una propuesta “radicalmente opuesta” a la implementada por los gobiernos del PP y del PSOE, que ha generado, a su juicio, una espiral de empobrecimiento, recortes y debilidad económica. Según ha precisado, los expertos presentarán un borrador al partido dentro de unos diez días.

El secretario político ha señalado que Podemos trabajará para responder a la “demanda urgente de los ciudadanos” de “recuperar la soberanía popular y poner las instituciones de la gente”. En opinión del partido, esa es la solución al “secuestro de la democracia” y al “empobrecimiento de las clases medias y las clases populares”.

REUNIONES SEMANALES DE LA EJECUTIVA

Según ha indicado, el Consejo de Coordinación –formado por Iglesias y otras diez personas– mantendrá un encuentro semanal y se encargará de ir adelantando algunas tareas e informes que luego se discutirán en el Consejo Ciudadano, compuesto por 62 personas a las que se sumarán otras 17 que serán elegidas en las distintas comunidades autónomas. El órgano de dirección política dará curso al trabajo de la Ejecutiva y validará o rechazará las propuestas recibidas.

El secretario político ha incidido en que estos órganos, “transparentes y sometidos al control de la ciudadanía”, son el resultado del proceso “más participativo de la democracia española”. Podemos inició el sábado una nueva etapa, ya como fuerza política, en la que empezará a “dar respuestas urgentes a problemáticas urgentes” proponiendo “reformas estructurales”, ha añadido.

UN PROYECTO DE PAÍS QUE “SEDUZCA” A LOS CATALANES

En cuanto a la cuestión territorial, Errejón ha afirmado que España es un “Estado plurinacional” en el que es necesario “reconstruir puentes y abrir vías de entendimiento y de diálogo” para ofrecer un proyecto de país “que seduzca y no que expulse”. Se debe alcanzar “un nuevo acuerdo constituyente en el que la libre voluntad de la gente decida la forma de relacionarse de los territorios”, ha subrayado, criticando a quienes optan por “atrincherarse” y ofrecer únicamente soluciones judiciales.

En este contexto, ha apuntado que “muy pronto” se organizará un acto de Podemos en Cataluña y que las reuniones del Consejo de Coordinación no serán siempre en Madrid, sino que se celebrarán en distintas ciudades españolas.

Por otro lado, se ha referido al anuncio del coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, de que no se presentará como candidato a las próximas elecciones generales. Tras manifestar su respeto a la autonomía de otras fuerzas políticas, Errejón ha enmarcado esta decisión en el “plan renove” iniciado en la política española a raíz de la “sacudida” provocada por los resultados de las últimas elecciones europeas.

“Muchos actores políticos que estaban instalados en el inmovilismo vieron que tenían que vestirse con ropas nuevas”, porque “nadie puede quedarse quieto ante la voluntad de cambio” de los ciudadanos, que serán quienes finalmente digan si de esa manera se ha logrado “recuperar su confianza”, ha declarado el secretario político de Podemos. Será