Compartir

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, ha valorado los tres primeros años de legislatura en el ámbito de acción de su departamento como una “situación extremadamente complicada” en la que, a su juicio, se ha logrado que “ningún indicador de educación ha bajado” mientras que “se han sentado las bases para que mejoren”.

El responsable de Educación ha respondido así durante el Pleno del Senado de este miércoles a la senadora del Grupo Vasco en el Senado Rut Martínez, quien se ha interesado por la valoración de su actividad legislativa desde que fue nombrado ministro, a la luz de los compromisos electorales y promesas que él mismo formuló al aceptar el cargo.

Martínez ha acusado al ministro de no haber llevado a cabo más que tres de las reformas prometidas y ha asegurado que las ha llevado a cabo “mal y solo”. Además, le ha pedido que, “en lo que queda de legislatura se quede quietecito”.

Por su parte, el ministro ha recordado, por un lado, las principales reformas emprendidas durante su mandato, entre las que destacan la LOMCE y la Ley de Propiedad Intelectual, y, además, ha recordado a la senadora que no todas las iniciativas llevadas a cabo por su departamento se han tramitado con rango de ley, sino “a través de decretos y reales decretos” que, según ha explicado, “pueden tener la misma importancia” que las leyes.

Además, ha sintetizado el objetivo de su mandato en materia de educación en base a la mejora de la calidad de la educación y la reducción del abandono escolar y el abandono escolar temprano y ha precisado que, desde la reforma de la Formación Profesional y la regulación de la modalidad dual de esta vía formativa, “se ha producido un aumento de las matriculaciones de Formación Profesional como no la había habido antes en España. Del orden del 30 por ciento en tres cursos”.

Por otra parte, en materia de Cultura, ha señalado la lucha contra algunas “cuestiones urgentes” entre las que ha subrayado la piratería, la regulación de la propiedad privada y la adaptación de la legislación a varias directivas europeas como el motor que ha guiado, entre otras medidas, la Ley de Propiedad Intelectual recientemente aprobada.