Compartir

MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

El responsable de navegación aérea ENAIRE está estudiando la posibilidad de dotar de una mayor protección a su software de control de tráfico aéreo, así como mejorar la detección temprana de fallos en el sistema y optimizar “aún más si cabe” los tiempos de respuesta ante averías.

Así lo señala el Gobierno en respuesta al diputado de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) por Asturias, Gaspar Llamazares, en referencia a lo sucedido el pasado 30 de agosto, cuando un fallo en el subsistema de tratamiento de planes de vuelo del Sistema de Control de Tráfico Aéreo (SATCA) afectó temporalmente a 280 de los más de 2.600 vuelos programados en la región centro-norte del país, en plena operación retorno de vacaciones.

Según Llamazares, la avería se debió a un bloqueo en dos ordenadores por una “serie de errores ajenos al sistema” –propiedad de ENAIRE y mantenido por Indra– que ralentizó el funcionamiento del software. Para solucionar la situación, ambas máquinas tuvieron que ser reiniciadas, lo que llevó casi dos horas, tiempo durante el cual “se aplicaron restricciones al tráfico, sobre todo en los despegues”.

FALLO POCO PROBABLE.

En su respuesta, que recoge Europa Press, el Gobierno coincide con la explicación de lo sucedido que da el diputado, y subraya que el bloqueo se debió a una “secuencia de eventos y acciones de difícil reproducción” y de “difícil probabilidad de aparición”. De hecho, destaca, es “la primera vez que este tipo de incidencia se registra en los sistemas de control de tráfico aéreo en España”.

En cualquier caso, ante lo sucedido ENAIRE se ha centrado en detectar las causas de lo ocurrido para “generar las actuaciones conducentes a su mitigación”. Y, para ello, ya se está trabajando en “una protección adicional para el software” de control de tráfico aéreo.

Adicionalmente, el responsable de navegación aérea también tomará medidas adicionales en aras a “mejorar la detección temprana de situaciones equivalentes en la supervisión de los sistemas” así como a “optimizar aún más, si cabe, los tiempos de respuesta” ante cualquier fallo. Y también analizará la “viabilidad” de generar guías complementarias a los planes de contingencia existentes para que los trabajadores tengan instrucciones técnicas de actuación en caso de que se repita una situación parecida.

Con respecto a las críticas de Llamazares respecto de la insuficiencia de la plantilla en el Centro de Control de Madrid, el Gobierno asegura que el personal técnico y operativo está “dimensionado de manera adecuada, en cada una de las dependencias en las que ENAIRE presta servicio, desde un enfoque cuantitativo y cualitativo”.