Quantcast

El trasplante de neuronas derivadas de células madre, prometedor para reducir las convulsiones epilépticas

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

Científicos del Hospital McLean y el Instituto de Células Madre de Harvard, en Estados Unidos, tienen nueva evidencia de que el trasplante de neuronas derivadas de células madre podría ser una estrategia valiosa para ayudar a los epilépticos que no responden a los medicamentos anticonvulsivos.

Según informan en un artículo en 'Cell Stem Cell', la neurobióloga asociada al laboratorio de McLean Sangmi Chung trasplantó neuronas derivadas de células madre embrionarias humanas para inhibir las convulsiones en el cerebro de ratones con una forma común de epilepsia. La mitad de los roedores que recibió las neuronas trasplantadas ya no sufría convulsiones mientras la otra mitad experimentó una caída significativa en la frecuencia de convulsiones.

“Tras el trasplante se observó que las neuronas humanas se integran en el cerebro epiléptico –desgrana Chung, también miembro afiliado del Instituto de Células Madre de Harvard y profesor asistente en la Escuela de Medicina de Harvard–. Las neuronas trasplantadas comienzan a recibir la corriente excitatoria de las neuronas anfitrionas y, a su vez, generan respuestas inhibitorias que revierten la hiperactividad eléctrica que causa convulsiones”.

La recuperación vista tras los trasplantes de neuronas derivadas de células madre humanas, que se hicieron mientras que las células todavía estaban madurando a su forma de plena madurez, es similar a la publicada en un estudio de 2013 por la Universidad de California en San Francisco, en la que los científicos trasplantaron células cerebrales fetales de ratones en roedores epilépticos.

“Dado que las células madre embrionarias pueden diferenciarse en muchos tipos de células diferentes, incluso cuando las dirigimos para ser neuronas, siempre hay otros tipos de células”, señala esta experta. “Para fines clínicos, es necesario asegurarse de que las células son seguras, sin ningún tipo de contaminante. Actualmente estamos trabajando en un método diferente para aislar específicamente interneuronas”, adelanta.

Más de 65 millones de personas en todo el mundo se ven afectadas por ataques de epilepsia que pueden causar convulsiones, pérdida de conciencia y otros síntomas neurológicos. La causa exacta de la enfermedad se desconoce pero se plantea la hipótesis de que la disminución de las poblaciones de interneuronas contribuye a que se desencadene.

La mayoría de los pacientes epilépticos pueden ser tratados con medicamentos anticonvulsivos, que contienen moléculas que pueden inhibir los síntomas, de forma similar a la función normal de las interneuronas. Pero cerca de un tercio no se beneficia de los medicamentos existentes.

Comentarios de Facebook