martes, 29 septiembre 2020 4:22

Rabat: “He cumplido un sueño, ahora todos con Àlex Márquez”

Sobre estar otro año en Moto2: “Lo intentaré aprovechar para subir a MotoGP más preparado”

BARCELONA, 27 (EUROPA PRESS)

El recién proclamado campeón del Mundial de Moto2, Esteve 'Tito' Rabat, ha llegado este lunes al Aeropuerto de El Prat con el título bajo el brazo y feliz por un logro muy trabajado durante la temporada, un “sueño cumplido” que le deja muy contento y sin presión de cara a la última carrera, el Gran Premio de la Comunitat Valenciana, donde animará a su amigo Àlex Márquez para que logre la corona de Moto3.

“Con el título se ha cumplido un sueño, estoy muy contento, y ahora a disfrutarlo con la familia y amigos. Ha sido un campeonato muy difícil y muy intenso, pero al final lo hemos podido lograr en Malasia, lo conseguimos”, aseguró Rabat, a su llegada este mediodía a El Prat, donde fue recibido por familiares y amigos.

El catalán reiteró que el próximo año lucirá el '1' en su moto, de nuevo en la categoría intermedia. “El año que viene empezaremos con el dorsal número '1', es lo lógico si se ha ganado, y estoy contento. Ahora tengo ganas de disfrutarlo, ya veremos qué pasa el año siguiente”, apuntó.

Y es que todavía quiere formarse más, a poder ser con otro título, antes de subir a la categoría 'reina'. “El año que viene tengo que mirarlo todo de manera positiva. Tengo otro año para aprender de mis puntos débiles, como las salidas, el agua, viento, el cuerpo a cuerpo con otros pilotos. Tengo otro año más para mejorar como piloto”, se sinceró el español, el primero en defender corona de la categoría desde su nueva denominación.

“Lo importante será aprovechar este año en Moto2 para subir a MotoGP más preparado, con una moto mejor si se puede. En MotoGP o lo haces bien o te quitan rápido”, recordó Rabat, que con su tercera posición en Sepang, por detrás de Maverick Viñales y de su máximo rival, el finlandés Mika Kallio, firmó el título que tanta alegría le ha dado.

Sobre la carrera en Sepang, subrayó que decidió no arriesgar para ser campeón del mundo. “La carrera iba muy bien, pero a causa del calor el neumático de delante empezaba a patinar y no quería tomar riesgos. Quería el campeonato, no quería errores estúpidos, y acabar la carrera, como hice”, celebró.

“Tengo que dar las gracias al equipo porque en parte el título es suyo. Ayer fue muy duro, se hizo larga la carrera, con mucho calor y muchas vueltas. Al final, la cabeza empezó a dar vueltas por aquí y por allí pero lo conseguimos”, añadió en este sentido.

Ahora, Rabat intentará acabar bien el año en Cheste pero, sobre todo, animará a Àlex Márquez en su búsqueda del título de Moto3. “A ver si lo consigue él también, que lo tiene en la mano. Estamos todos con él”, señaló.

El de Barcelona, gran amigo de los Márquez, entrena habitualmente junto a Marc y Àlex en el circuito de 'dirt track' que el mayor de los hermanos tiene en Rufea (Lleida), donde se ponen a punto a la par que se divierten. Con Marc Márquez campeón de MotoGP, y Rabat de Moto2, es Àlex quien podría firmar este curioso triplete de campeones del mundo, el tercero en la historia del motociclismo nacional tras el de 2010 (Marc Márquez, Toni Elías y Jorge Lorenzo) y 2013 (Maverick Viñales, Pol Espargaró y Marc Márquez).