Compartir

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

María Victoria Álvarez, exnovia de Jordi Pujol Ferrusola, ha afirmado este jueves que “hoy es un gran día para todos los españoles”, tras conocer que la Audiencia Nacional ha ordenado registros en viviendas y oficinas relacionadas con Oleguer Pujol, que ha sido detenido y posteriormente puesto en libertad en calidad de imputado.

“Estoy muy contenta, es un gran día para todos los españoles. Nos ha costado mucho empujar toda esta maquinaria pero parece que ya está funcionando. El tema de la corrupción da tanto asco, y todo lo que nos han hecho a todos los españoles, que nos tenemos que poner las pilas”, ha dicho en declaraciones a RNE recogidas por Europa Press.

Los registros han sido ordenados este jueves por el juez Santiago Pedraz para localizar el dinero que presuntamente pudo blanquear Oleguer Pujol, hijo menor del expresidente de la Generalitat de Cataluña Jordi Pujol, junto a su socio a través de siete operaciones inmobiliarias.

Además, el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha citado a declarar como imputadas a once personas que presuntamente colaoraron con Jordi Pujol Ferrusola, el hijo mayor del expresidente catalán, en el cobro de comisiones ilegales a cambio de su mediación en la adjudicación de contratos públicos.

Para esas imputaciones, Ruz se ha basado, entre otros indicios, en la declaración de María Victoria Álvarez, que ha insistido en que no actuó por “resentimiento” cuando contó que Jordi Pujol Ferrusola había llevado a bancos de Andorra bolsas con billetes de 500 euros. Según ha explicado, “no es nada agradable” ir a declarar a la Audiencia Nacional “sin ser nadie”, pero finalmente se armó de “valor” porque “no se puede consentir que se estén haciendo estas animaladas y que nadie haga nada”.

SON LOS CIUDADANOS LOS QUE PRESIONAN

Álvarez ha lamentado que, en casos de corrupción como el que afecta a la familia Pujol, sean “los ciudadanos de a pie, abogados y periodistas de investigación” los que “aprieten a la Fiscalía” para que actúe contra quienes presuntamente han delinquido. “Algo está funcionando mal en este país”, ha añadido.

Respecto a la operación que realizó su exnovio el pasado 4 de agosto para mover 2,4 millones de euros desde una cuenta de Andorra hasta otra en México, Álvarez ha dicho que demuestra que quienes “utilizan la corrupción como medio de vida durante mucho tiempo” creen estar “por encuma del bien y del mal”. Hacer ese tipo de cosas estando imputado por blanqueo de capitales es “reírte de la Justicia”, ha manifestado.