Quantcast

Pablo Carbonell: “Con el ébola hemos visto la gran hipocresía del hombre blanco español”

Llamamos a Pablo Carbonell en pleno fin de semana de gira con Los Toreros Muertos para hablar sobre cómo está siendo el retorno con su grupo a los escenarios, cuáles son sus proyectos más inmediatos y, cómo no, nos explica su punto de vista sobre asuntos tan actuales como el ébola o la nueva Ley de Seguridad Ciudadana, entre otras cosas.

Además, el gaditano estará este jueves en Alternativas en Concierto, un proyecto que celebra su décima edición durante este mes de octubre y que pretende promover el apoyo a artistas que están iniciando su carrera. En esta ocasión, Carbonell ha sido elegido para dar la alternativa a Adriana Moragues. 

¿Qué supone para ti dar la alternativa a una debutante como Adriana Moragues? 

Siempre me han gustado los débiles, los que empiezan, y el éxito siempre me hace dudar. Para mi el éxito que pueda proporcionar una industria es algo que pongo en duda. Una chica como Moragues, para meterse en este mundo, necesita ser apadrinada y me han elegido a mi, no sé a quién se le ha ocurrido la idea. Ella no sabe que yo el público que reúno es bastante… ¡especial!, gente que tiene una leve pedrada.

De ediciones anteriores han salido artistas consagrados como Depedro, Arizona Baby o Conchita… ¿qué esperas de Adriana Moragues? ¿Crees que puede tener repercusión? 

Lo único que va a pasar es que ella va a cantar mejor, va a componer mejor, a lo mejor se le ocurre una canción, va a conocer a alguna persona con la que se pegue algunas risas, pero no va a pasar absolutamente nada porque nunca pasa nada. 

¿Y por qué no pasa nada? Estas Alternativas en Concierto están apadrinadas por la Consejería de Empleo, Turismo y Cultura de la Comunidad de Madrid. ¿Debería potenciarse y fomentarse la música desde otro organismo?

Creo que la política debería mantenerse un poco alejada de la música. Lo que sí deberían es dar un poco más de libertad para locales y para que haya más actuaciones. Pero, ¿potenciarnos?, ya hay una radio nacional que debería de hacer ese trabajo, sacar a gente que no está dentro de los círculos comerciales. También debería haber más programas en Televisión Española apoyando a los grupos, pero parece que todo es cantar cosas que no puedan ser ofensivas. Creo que hemos perdido bastante libertad. Ahora puedes utilizar a una mujer como un florero pero no puedes decir puta en una canción, algo que me parece extravagante y extraño. Además, parece que en estos programas en los que se buscan artistas si no ganas el concurso no vas a llegar a ningún sitio, creo que habría que hacer un programa donde se valorara la personalidad de los artistas.

Entonces, en programas como 'Pequeños Gigantes', ¿crees que esos niños pueden llegar a tener una oportunidad? 

No, una oportunidad no creo. Pero todo depende, porque hay niños que saben que quieren ser cantantes y luego hay padres que entrenan a sus hijos para que lo sean, para convertirse en sus manager y poner encima de ellos toda la frustración que acumulan. Esto no sólo pasa en el mundo de la canción, también en el fútbol, por ejemplo. Es bonito cantar y jugar al fútbol, pero todo tiene que ser una iniciativa personal de la persona. El otro día estuve en 'Tu cara me suena mini' con mi hija y lo importante es que ella ha sido muy feliz haciéndolo. 

Ya conocemos como es la situación del teatro, el cine, la cultura en general, ¿cómo es la situación de los cantantes? 

Alguien me comentó hace poco que un cantante es una persona capaz de subir a un escenario con 3000 euros de equipo, recorrerse 400 kilómetros, dar un concierto durante dos horas sudando la gota gorda y cobrar 50 euros, y encima que se vaya levantando los brazos diciendo “he triunfado“. A veces el triunfo es algo muy relativo. Yo he cantado en bares para 50 personas y he salido de ahí como si hubiera ganado el campeonato del mundo de boxeo, pero también he cantado en un recinto para 20.000 personas y me he quedado como si me hubieran tirado un jarro de agua fría. El éxito en este trabajo es una sensación personal. 

Actualmente estás de gira con Los Toreros Muertos, has participado con tu hija Mafalda en 'Tu cara me suena mini' y has grabado una aparición en 'Cuentame', ¿qué otros proyectos tienes? 

Con Los Toreros Muertos estoy generado un proyecto para el año que viene, que cumpliríamos los 30 años de formación… o de deformación o amorfación, como se mire. En diciembre volveremos a Colombia que es donde más caso nos hacen. Además, nos hemos dado cuenta que nos falta una canción wester, otra country, un rap y la canción del adiós, entre otras. En televisión también voy a hacer una aparición en 'La que se avecina', pero no tengo más proyectos en series. Ahora mismo estoy escribiendo un libro, mi propia biografía, no voy a contar cuando robé una moto… ¡no, no robé una moto!, (asegura entre risas), pero si quiero contar todas las cosas de mi vida que tengan relación con el mundo artístico. Quiero que sean unas memorias que puedan ayudar a personas que quieran conocer el mundo en el que me he movido.

En este regreso con los Toreros Muertos, ¿cómo te sientes cuando te subes a un escenario? ¿Cómo está siendo la respuesta del público?

Me siento mucho mejor, porque meterme en los personajes de estas canciones me supone una especie de liberación. El carácter grotesco que había en las canciones hace que ahora, que soy más grotesco y que parezco un saco de patatas, se vea con mayor claridad. Actualmente tengo una gran afición al disfraz, que era una cosa que antes no le daba ninguna importancia. Ahora siento que tocamos mucho mejor, canto mucho mejor, incluso este poso que tienen ahora las canciones de hace 20 años me han hecho entenderlas.

La gente se lo pasa muy bien. En los conciertos de Los Toreros Muertos la participación del público es muy importante porque dependiendo de cómo sea esta respuesta así será el concierto. Un concierto es algo que se hace entre todos. 

La noticia de actualidad por excelencia es el ébola, ¿qué te parecen las declaraciones de Javier Rodríguez, Consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, sobre el contagio de Teresa Romero? 

Lo más importante que ha sucedido con el tema del ébola es que hemos visto, o yo he visto, el alto grado de hipocresía y de basura moral en el que vive el hombre blanco español. Yo no voy a juzgar a ese señor por sus declaraciones, a mi me la suda, pero lo que veo es que la gente que dice que no se podía dejar morir a los dos misioneros como perros demuestra una frialdad y una gran falta de sensibilidad humana hacia los miles de contagiados y muertos en África. Creo que va siendo hora de que en vez de pensar en los nuestro y en los de ellos, unamos fuerzas para que este mundo sea un sitio más justo. 

Algo polémico está siendo también la nueva Ley de Seguridad Ciudadana, denominada 'Ley mordaza'. ¿Qué opinas sobre las multas que se impondrán en las manifestaciones? ¿Crees que son excesivas? 

Creo que en esto ya llueve sobre mojado y espero que la gente cuando vaya a votar esté un poco más pendiente de lo que hace. Si ya en la campaña el PP nos trató como si fuésemos gilipollas, lo normal es que la legislatura fuera como está siendo. Yo, como demócrata, me gusta que la tortilla dé la vuelta porque los años en el gobierno provocan una serie de corrupciones tan contagiosas como el ébola. Espero que el año que viene ni PP ni PSOE salgan elegidos ni mucho menos con mayoría absoluta. 

¿Qué te parece que algunos miembros del Partido Popular apuesten por Esperanza Aguirre como candidata a la Alcaldía de Madrid? 

Bien, cada uno que haga sus estrategias como quiera. Esperanza Aguirre es una mujer que escupe titulares, no sé si buenos o malos, es una cara bastante visible…(se ríe). Aguirre no es que me haya hecho nada, pero no estoy de acuerdo en muchas cosas que dice y hace…Yo me quedo de piedra, miro este país y no entiendo nada. Si esta gente cree que esta es su candidata pues para adelante. Mi mundo es otro.

Comentarios de Facebook