domingo, 9 agosto 2020 16:16

La central nuclear de Trillo podrá pedir su próxima renovación de licencia por más de 10 años, como Garoña

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

La central nuclear de Trillo (Guadalajara) podrá pedir su próxima renovación de licencia de explotación por más de diez años –como ha hecho el titular de la planta atómica de Santa María de Garoña (Burgos), que ha solicitado una renovación por 17 años–, según ha acordado el Pleno del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN).

Así se extrae del acta del pleno del miércoles 8 de octubre, en la que se aprueba el informe favorable a la renovación de la licencia de operación de la central nuclear de Guadalajara por diez años más, hasta noviembre de 2024.

En el debate del pleno, cuando se debatía este asunto, el consejero Fernando Castelló (PP) manifestó su conformidad con el procedimiento, excepto en lo relativo al plazo de una posible renovación de la autorización después de cumplirse los diez años por los que se propone concederla. Así, según figura en el punto 6 de los 'Límites y Condiciones sobre Seguridad Nuclear y Protección Radiológica Asociados a la Autorización de Explotación de la Central Nuclear de Trillo'.

En ese punto se expone que después de que expire la renovación de licencia el titular podrá pedir al Ministerio una nueva autorización por un tiempo no superior a diez años. Sin embargo, el consejero propuesto por el Partido Popular considera que “por coherencia y claridad regulatoria” y con el objetivo de separar las competencias entre “los dos correguladores” –el Ministerio de Industria y el CSN– y para “consolidar los procesos de renovación” de las autorizaciones de explotación de las centrales.

El consejero manifestó que es “conveniente” tener en cuenta que el Ministerio de Industria, en las últimas renovaciones concedidas en 2010 y 2011 a las centrales de Ascó I y II, Cofrentes, Vandellós II y Almaraz I y II, ya modificó la redacción de los informes del organismo regulador y consignó “solamente que al término del plazo de la renovación, el titular podrá solicitar del Ministerio una

nueva autorización de acuerdo con lo establecido en la legislación vigente”.

En base a esto, Castelló entendió que en la redacción de estas autorizaciones, el Gobierno elimina la consideración sobre el plazo de expiración de la renovación de la licencia de los límites y condiciones que emitía el CSN. De este modo, cree que el CSN debe informar únicamente sobre los límites y las condiciones que afectan a la seguridad nuclear y la protección radiológica y que es el Ministerio el que tratará de imponer las condiciones administrativas y dictar una resolución.

En definitiva, de acuerdo con el acta del pleno, la propuesta de redacción del párrafo del punto 6 es “el titular podrá solicitar del Ministerio una nueva autorización de acuerdo con lo establecido en la legislación vigente”.

Esta modificación de la norma y la práctica en el organismo regulador atómico español fue aprobada por todos los miembros, en el marco de la renovación de Trillo.

PRÁCTICA HABITUAL DESDE 1999

Sin embargo, la consejera Cristina Narbona (PSOE) mostró su oposición a esta propuesta al estimar que va en contra de la práctica actual por la que desde 1999 los permisos o autorizaciones de explotación requieren de la presentación de una Revisión Periódica de Seguridad que va asociada a la solicitud de un nuevo permiso de explotación, según recoge la Guía de Seguridad 1.10 del CSN respecto a las revisiones periódicas.

Según esta guía, ese procedimiento se alcanzó después de prolongadas deliberaciones del pleno del CSN en 1999 y fruto de ello se concedió, por primera vez y a la central nuclear de Santa María de Garoña, una autorización para operar por diez años.

Ante la propuesta formulada por Fernando Castelló, Narbona quiso puntualizar que, a su juicio, debería mantenerse la redacción actual y que el acta recogiera de forma expresa su “rechazo” a cambiar la citada redacción del punto 6 sobre los límites y condiciones que facilitarán a la central nuclear de Trillo solicitar una futura renovación por un periodo superior a diez años.

En todo caso, votó a favor de otorgar la licencia de explotación por diez años más a la central de Trillo, puesto que esa propuesta era “el objeto del orden del día”.

Artículos similares