jueves, 13 agosto 2020 7:20

El régimen iraní dice que ha habido “progreso” en “todos los campos” de las conversaciones nucleares

Zarif admite que el encuentro con Kerry y Ashton en Viena ha sido “difícil” e “intenso”

VIENA, 16 (Reuters/EP)

El ministro de Asuntos Exteriores iraní, Mohamed Javad Zarif, ha asegurado este jueves que ha habido “progreso” en “todos los campos” de las conversaciones sobre su programa nuclear con el grupo 5+1 (China, Estados Unidos, Rusia, Francia, Reino Unido y Alemania).

El jefe de la diplomacia iraní ha realizado estas declaraciones a los medios iraníes tras participar el miércoles en una reunión en Viena con el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, y con la Alta Representante para la Política Exterior y la Seguridad Común, Catherine Ashton, un encuentro que se ha prolongado durante unas seis horas. Una fuente gubernamental norteamericana explicó el miércoles que se había conseguido avanzar pero que todavía queda mucho trabajo por delante en las conversaciones.

El encuentro “ha sido difícil, serio e intenso pero, en lugar de centrarnos en los problemas, hemos discutido también las soluciones”, ha afirmado Zarif. “Ha habido progreso en todos los campos”, ha apostillado, según la cadena de televisión iraní Irib.

Zarif ha contado que se reunirá dentro de tres o cuatro semanas con Kerry y Ashton pero no en Viena. Ashton es la encargada de coordinar el diálogo con Irán en representación de foro 5+1. “Todavía necesitamos tener discusiones serias sobre varios temas”, ha afirmado.

24 DE NOVIEMBRE

Irán y los países del 5+1 quieren poner fin al contencioso por el programa atómico iraní, que se prolonga desde hace una década, y tiene como fecha límite para alcanzar un acuerdo definitivo el próximo 24 de noviembre.

Las negociaciones se centran en contener las actividades del programa nuclear iraní, a cambio de que se levanten las sanciones internacionales contra el régimen de los ayatolás. La República Islámica siempre ha defendido que su programa atómico tiene fines civiles pero las potencias occidentales temen que pueda estar intentando desarrollar armas atómicas.

Con menos de seis semanas para que se acabe el plazo, fuentes gubernamentales occidentales han asegurado que todavía quedan importantes diferencias por resolver, especialmente en lo relativo al alcance de la producción de uranio enriquecido, que puede emplearse para uso civiles y militares.

Sin embargo, Zarif ha afirmado que ninguna de las partes implicadas en las conversaciones cree que haya que ampliar el plazo autoimpuesto para lograr un acuerdo definitivo. La semana pasada, un alto cargo iraní planteó la posibilidad de ampliar el plazo.

Altos responsables del régimen iraní y de los seis países de grupo 5+1 se reunirán en la capital austriaca este jueves para tratar sobre las conversaciones de la víspera. Los gobiernos occidentales quieren que la República Islámica reduzca su capacidad de enriquecimiento de uranio para que no pueda fabricar una bomba atómica. Teherán se ha negado a aceptar las demandas para recortar significativamente el número de centrifugadoras de enriquecimiento de uranio por debajo de las 19.000 que tiene en la actualidad, la mitad de ellas ya operativas.

Artículos similares