jueves, 24 septiembre 2020 0:55

El Gobierno “seguirá adelante” con la privatización parcial de Aena, que aportará “mejor calidad” de servicio

El PSOE advierte de que si Aena se privatiza “se romperá la red”

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha asegurado este miércoles que el Gobierno tiene intención de “seguir adelante” con la privatización parcial del gestor aeroportuario Aena porque está convencido de que ese modelo de gestión aportará “mejor calidad” en el servicio, mayor “eficiencia” y “viabilidad” para todos los aeropuertos de la red.

Así lo ha explicado durante la sesión de control al Gobierno en el Pleno del Congreso al ser preguntada por el diputado socialista Rafael Simancas sobre “qué quiere hacer” el Ejecutivo 'popular' con Aena, cuyo capital social se repartirá entre un 51% en manos públicas, un 21% en núcleo estable de accionistas y el 28% restante en inversores a través de la Bolsa.

“Este Gobierno ha elegido el modelo de gestión aeroportuaria que aporta la mejor calidad de servicio, un modelo eficiente y que garantiza la viabilidad de los aeropuertos de la red. Vamos a seguir adelante con este proceso”, se ha reafirmado la ministra, apostillando a renglón seguido que Aena, en cualquier caso, “seguirá siendo pública”.

EL PSOE ABRIÓ LA PUERTA.

A renglón seguido, ha afeado a Simancas que “oculte a los españoles” que fue el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero el que “puso en marcha el proceso de privatización no del 49% de Aena, sino del 90% de las sociedades mercantiles”, mientras dejaba al gestor aeroportuario “en la ruina más absoluta”, lo que provocó una huelga de “todos los profesionales porque iban a ir a dos sociedades mercantiles”.

De hecho, ha asegurado que cuando se hizo cargo del Ministerio a finales de 2011 se encontró con que había “en marcha” sendas operaciones de venta de los aeropuertos de Madrid-Barajas y Barcelona-El Prat, y que la situación de Aena era tal que incluso tuvo que “pedir prestado para pagar la nómina del primer mes”.

Y en apenas tres años, su gestión de Fomento ha permitido “dar la vuelta a la cuenta de resultados” de la empresa, cuyo Ebitda actualmente está “en más de 1.800 millones de euros”, a la par que se ha conseguido “rebajar la deuda” de 14.000 millones de euros con que se encontró al inicio de la legislatura.

“NO SON SUS AEROPUERTOS”.

Por su parte, Rafael Simancas, que ha decidido consumir todo su tiempo en un primer turno por lo que no ha intervenido después de escuchar a la ministra, le ha recordado a Pastor que “los aeropuertos españoles no son del PP” por lo que tiene la obligación de “explicar a los españoles qué quiere hacer con Aena”, algo que hasta ahora “no se ha dignado a hacer”.

“Queremos saber qué va a hacer, a quién quiere vender los aeropuertos y por cuánto”, ha exigido el diputado madrileño, citando un informe de 2012 de la empresa Boston Consulting Group que valoraba en al menos 9.805 millones de euros la red completa de infraestructura aeroportuarias.

Por eso, ha avisado de que los socialistas se “opondrán a la venta de los aeropuertos de los españoles” y ha advertido de que en todo caso, si el Estado recibe menos “un solo euro menos” de esa cantidad, le exigirán a Pastor “responsabilidades, y no sólo políticas”, refiriéndose en particular a la decisión de Fomento de aceptar ofertas “a partir de los 3.400 millones de euros cuando sólo la Terminal 4 (de Barajas) costó más del doble”. “Cómo se atreve”, ha espetado a la ministra.

Y es que a su juicio las intenciones del Ejecutivo de “poner en manos privadas” hasta el “60%” de los aeropuertos españoles y de “sentar accionistas privados en el Consejo de Administración” es “una barbaridad” que “ningún decreto socialista” permite, y que es responsabilidad completa de los gestores 'populares'.

“Es su idea, y es una barbaridad. Significa poner en manos privadas una palanca fundamental para el desarrollo económico, la creación de empleo y el ejercicio del derecho básico de movilidad. Si Aena se privatiza se romperá la red, porque Europa no permitirá un monopolio privado. Y si se rompe la red no se podrá cubrir las pérdidas de unos aeropuertos con los beneficios de otros, por lo que se cerrarán esos aeropuertos deficitarios. Están jugando con las cosas de comer y no tienen derecho”, ha zanjado.