Compartir

PEKÍN, 13 (Reuters/EP)

Un tribunal de la región china de Xinjiang, en el oeste del país, ha sentenciado a muerte este lunes a doce personas y ha absuelto a otra decena de los graves delitos de los que se les acusaban por los altercados de julio en los que murieron casi cien personas.

El Gobierno de Xinjiang ha confirmado que 59 “terroristas” fueron abatidos por las fuerzas de seguridad en el condado de Yarkant, en el sur de Xinjiang, mientras que 37 civiles fueron asesinados en los ataques del 28 de julio. Las autoridades han explicado que los fallecidos fueron asaltados por hombres con cuchillos en dos ciudades.

Cientos de personas han sido asesinadas en la región en los últimos dos años, la mayoría en enfrentamientos violentos entre los uigures, que reclaman Xinjiang como su hogar, y los han, la etnia mayoritaria china. El Gobierno también ha culpado a los milicianos islamistas de Xinjiang de los ataques en otras partes de China, incluido Pekín.

La televisión estatal ha informado este lunes de que dos “matones” apuñalaron hasta la muerte a una policía en Xinjiang. Los atacantes montados en motocicletas usaron armas afiladas para “atacar cruelmente y matar” a la mujer, según ha publicado en su microblog oficial la cadena de televisión China Central Television (CCTV).

Los medios no han especificado la etnia de esta agente, pero por su nombre, podría ser uigur. Según un colega de la mujer citado por CCTV, la policía estaba embarazada de dos meses. El asesinato se produjo el viernes cerca de un mercado en el condado de Pishan, en la prefectura de Hotan.

Grupos de uigures exiliados y activistas por los Derechos Humanos han criticado las políticas represivas del Gobierno chino en la región, en las fronteras de Asia Central, Afganistán, Pakistán e India, y las acusan de provocar altercados. Por su parte, el Gobierno lo niega.

En septiembre, los medios estatales aseguraron que la Policía había matado a tiros a 40 alborotadores, algunos de los cuales iban a inmolarse, tras las explosiones en el condado de Luntai.