Quantcast

Al Qaeda asegura que ha ejecutado a catorce militares yemeníes por ser “apóstatas” chiíes

SANÁ, 9 (Reuters/EP)

Al Qaeda en Yemen ha difundido un vídeo en Internet en el que muestra el secuestro y la ejecución de catorce militares yemeníes a los que acusa de ser “apóstatas” chiíes houthis.

Este nuevo ataque del grupo terrorista denota el vacío de seguridad y el riesgo de la violencia sectaria en Yemen, un país que sufre una grave crisis política desde hace dos semanas después de rebeldes chiíes houthis tomaran el control de la capital.

Difundido desde la red social Twitter y recogido por el grupo de análisis en información de terrorismo SITE, el vídeo de Al Qaeda muestra a varios milicianos enmascarados deteniendo un autobús en la ciudad de Shibam, en el este de Yemen, y obligando a sus ocupantes a bajar del vehículo y tumbarse en el suelo. El vídeo no explica cuándo fueron grabadas las imágenes.

Tras enseñar los carnés de identificación de los militares ante la cámara, los miliciano exhiben sus pistolas y cuchillos mientras gritan “Dios es grande”. “Dios ha permitido a los guerreros sagrados de Ansar al Sharia detener a catorce soldados apóstatas chiíes houtis en Shimban que estaban participando en una campaña militar contra los suníes. Tres de ellos han sido sacrificados y el resto han sido tiroteados”, sostiene la rgabación. Al Qaeda suele emplear el término sacrificar para referirse a las personas a las que degüella con cuchillos.

Al Qaeda, que también se presenta como Ansar al Sharia, se extendió por el territorio de Yemen en 2011 aprovechando el auge de las denominadas primaveras árabes. Los esfuerzos de las Fuerzas Armadas por frenar su avance en los últimos años han tenido poco efecto en su capacidad de atentar contra objetivos gubernamentales.

Estados Unidos ha bombardeado Yemen con vehículos aéreos no tripulados (UAV) en múltiples ocasiones para acabar con posiciones y objetivos de grupos terroristas islamistas. La estabilidad de Yemen parece estar más amenazada desde que combatientes rebeldes houthis tomaron Saná, la capital del país, el 21 de septiembre, tras cuatro días de combates con las fuerzas del Gobierno que dejaron unos 200 muertos.

Comentarios de Facebook