Compartir

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

El presupuesto para 2015 destinado a políticas activas de empleo alcanza los 4.746,3 millones de euros, un 16,5% más que en 2014, según el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el próximo año presentado este martes en el Congreso.

Del importe total para políticas activas, 4.712,1 millones de euros, un 16,6% más que en 2014, corresponden a lo que el Gobierno denomina programa de Inserción y Estabilidad Laboral, en el que se integran el fomento y la gestión de empleo y la formación profesional.

El Gobierno justifica este incremento del 16,5% en políticas activas en el repunte en 278 millones de euros del presupuesto para bonificaciones a la contratación, de la modernización de los servicios públicos de empleo (85 millones de euros), de la orientación profesional (86 millones de euros), y de la formación profesional para el empleo (86 millones de euros). Adicionalmente, se dota con 82 millones de euros al Plan de Garantía Juvenil.

En total, en 2015 se destinarán a bonificaciones a la contratación 1.500 millones de euros, un 22,8% más, como consecuencia del establecimiento de nuevas bonificaciones para el personal investigador y para los beneficiarios de la garantía juvenil y “por la propia evolución creciente del empleo”, según explica el Ejecutivo.

Por su parte, el Plan Prepara, destinado a los desempleados que han agotado sus prestaciones, contará con una dotación de 285 millones de euros en 2015.

Asimismo, se dedicarán 34,25 millones al desarrollo de la economía social y la responsabilidad social de las empresas, cuyo presupuesto aumenta un 7,2% respecto al de 2014 (31,96 millones de euros).

El Gobierno precisa en el proyecto de los PGE para 2015 que se han solicitado ayudas por importe de 670 millones de euros al Fondo Social Europeo (FSE) para financiar el próximo año acciones que inciden en el gasto en políticas activas de empleo.

LA PARTIDA DE FORMACIÓN AUMENTA UN 8,6%.

En 2015 los créditos para formación profesional para el empleo alcanzan los 1.971,02 millones de euros, un 8,6% más que en 2014, repunte que el Gobierno explica en el aumento de los ingresos previstos por cuotas de formación profesional.

De la cantidad total presupuestada a formación para el próximo año, 766,8 millones de euros se destinarán a formación de desempleados; 936,01 millones a formación de ocupados; 245,44 millones a programas públicos de empleo y formación, y 22,7 millones de euros a “flexibilidad” (formación y recualificación).

Por otra parte, el Gobierno señala que, para facilitar el ajuste laboral de los sectores afectados por la internacionalización de la economía, se asignan créditos para el Servicio Público de Empleo Estatl por importe de 2,2 millones de euros, destinados a facilitar la reinserción laboral de los trabajadores con especiales dificultades de empleabilidad.