Compartir

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

El equipo de Europa afrontará en una buena posición los 12 partidos individuales de este domingo de la Ryder Cup 2014, que se está disputando en el recorrido escocés de Gleneagles Hotel, después de acabar este sábado con una ventaja de 10 puntos a 6 sobre los Estados Unidos, gracias de nuevo a su dominio de los 'foursomes'.

Este marcador les da una buena ventaja para el decisivo domingo, dándose la circunstancia que hace dos años se produjo el mismo en Medinah (Chicago), por lo que son ahora los estadounidenses los que tienen que hacer 'su' milagro para intentar pelear por la Copa Samuel Ryder, mientras que a los de Paul McGinley les hacen falta cuatro puntos.

La segunda jornada dejó algunos detalles interesantes. Por la mañana se vio un golf de mucho nivel, mientras que por la tarde bajó algo, sobre todo de los de Tom Watson, dominados en todos los partidos, menos en el de Jordan Spieth y Patrick Reed, que pudieron ganar pero lo dejaron escapar en el 18.

Además, al contrario que el viernes, los dos capitanes movieron su pizarra y hubo cuatro jugadores que no disputaron ningún punto: el escocés Stephen Gallacher y, de forma algo sorpresiva, Phil Mickelson y Keegan Bradley, además de Webb Simpson. Igualmente, McGinley tuvo que romper su pareja más fuerte, la formada por Justin Rose y Henrik Stenson, por los problemas en la espalda del sueco que descansó en los 'foursomes' para estar bien el domingo.

El día comenzó con unos 'fourballs' plenos de grandes golpes y 'birdies' por doquier. Tom Watson varió sus parejas mucho más que Paul McGinley, que apostó por tres dúos que ya habían jugado juntos el viernes, y la jugada le salió bien, aunque perdió un punto de ventaja.

Lo mejor se vio en el primer partido de la jornada, un duelo de mucho nivel entre Justin Rose y Henrik Stenson y Bubba Watson y Matt Kuchar, con el inglés ofreciendo un golf de alta escuela, pero bien secundado por su compañero, pese a sus problemas físicos, todo necesario para batir unos rivales que tampoco le dieron la espalda al partido.

Los americanos comenzaron dominando y llegaron a ir mandando dos arriba al paso del 6 cuando apareció el vendaval de 'birdies' del inglés y el sueco, que encadenaron diez consecutivos para darle la vuelta al partido y llevarse el triunfo por 3 y 2 pese a la enorme resistencia de los estadounidenses.

También hubo emoción en el McIlroy/Poulter – Fowler/Walker. El número uno del mundo olvidó su irregularidad del primer día, sobre todo con el 'driver', pero se topó con la resistencia de Fowler. El británico tiró de su pareja para ponerse dos arriba, pero sus rivales remontaron en un visto y no visto la desventaja. Poulter, 'desparecido', hasta entonces, surgió al final, con un sensacional golpe en el 15, mientras que un inesperado error de Fowler en el 16 llevó la emoción hasta el 18, donde el intento de 'eagle' del americano no entró y permitió a los europeos empezar los 'foursomes' por delante.

Las victorias visitantes llegaron por medio de Jim Furyk y Hunter Mahan y los intratables Jordan Spieth y Patrick Reed que no dieron muchas opciones a Lee Westwood y Jamie Donaldson y a Thomas Bjorn y Martin Kaymer, respectivamente, y los Estados Unidos esperaban que por la tarde. recuperar más distancia y dejar las cosas igualadas.

GARCÍA VUELVE A FORMAR PAREJA CON MCILROY.

Pero Europa no dio concesiones en los 'foursomes' y prácticamente fue siempre por delante en sus cuatro partidos. Sólo uno se tuvo que decidir en el 18, el de Spieth y Reed, que no pudieron mantener su nivel y dieron aire a Rose y a su nuevo compañero Kaymer. Los americanos dominaron su encuentro, con el inglés no mostrando el nivel de la mañana y llegaron a ir dos arriba antes de que sus propios errores les condenasen. Aún asi, afrontaron el 18 por delante, pero Rose acertó su 'putt' y cerró una gran tarde para los de McGinley.

Antes, Sergio García, que había descansado por la mañana para volver a ser pareja por la tarde Rory McIlroy, habían dado buena cuenta de Jim Furyk y Hunter Mahan, a los que derrotaron por 3 y 2. El jugador español no jugó un gran partido, pero la mejoría del número uno del mundo y el flojo partido de sus rivales, le permitió saborear la victoria, aunque tiene que mejorar su juego para el domingo.

El castellonense y el británico sacaron una tempranera ventaja en los dos primeros hoyos que, con mucho trabajo y esfuerzo, supieron aguantar hasta el 14. A partir de ahí, subieron su nivel y dos 'birdies', en ese hoyo y el 16, les dieron un valioso triunfo.

Los que sí mostraron buena compenetración fueron Victor Dubuisson y Graeme McDowell. El francés, pese a ser novato, está jugando francamente bien y el norirlandés le está dando muy buen apoyo, todo un acierto de McGinley. El viernes pudieron con Mickelson y Bradley y en esta ocasión dieron buena cuenta de Fowler y Walker por un contundente 5 y 4, firmando dos triunfos donde nunca han ido por detrás en el marcador.

Por último, el galés Jamie Donaldson y el inglés Lee Westwood se tomaron la revancha de la mañana y volvieron a mostrarse firmes en los 'foursomes' para acabar con la resistencia de Zach Johnson y Matt Kuchar, que pelearon hasta el final antes de ceder por 2 y 1.

–RESULTADOS.

EUROPA, 10 – ESTADOS UNIDOS, 4.

'FOURBALLS'.

Justin Rose/Henrik Stenson ganan a Bubba Watson/Matt Kuchar por 3 y 2.

Jim Furyk/Hunter Mahan ganan a Lee Westwood/Jamie Donaldson por 4 y 3.

Jordan Spieth/Patrick Reed ganan a Thomas Bjorn/Martin Kaymer por 4 y 3.

Rory McIlroy/Ian Poulter empatan con Rickie Fowler/Jimmy Walker.

'FOURSOMES'.

Lee Westwood/Jamie Donaldson ganan a Zach Johnson/Matt Kuchar por 2 y 1.

Rory McIlroy/SERGIO GARCÍA ganan a Jim Furyk/Hunter Mahan por 3 y 2.

Victor Dubuisson/Graeme McDowell ganan a Rickie Fowler/Jimmy Walker por 5 y 4.

Justin Rose/Martin Kaymer empatan con Jordan Spieth/Patrick Reed.