Compartir

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

El escritor barcelonés Félix de Azúa ha obtenido este jueves, con su obra 'Autobiografía de papel', el Premio Internacional de Ensayo de la Fundación Caballero Bonald, dotado con 20.000 euros.

El nombre del ganador ha sido dado a conocer este jueves en un acto celebrado en la Casa de América de Madrid y que ha estado presidido por el propio José Manuel Caballero Bonald. El vencedor se ha impuesto a una decena de ensayos procedentes de España y América seleccionados por el jurado entre los más de 100 presentados.

El jurado ha ensalzado de la obra de Azúa que es “una reflexión estética a partir de la experiencia autobiográfica que, a la vez, constituye un provocativo balance de la historia cultural española desde finales del franquismo”, según ha explicado su portavoz, Santos Sanz Villanueva.

“Tiene una calidad estilística y un valor expresivo muy grande, con una mirada subjetiva e independiente, y la expresividad de un estilo cargado de ironía y emociones”, ha señalado Sanz Villanueva, que también ha expuesto que es “un libro muy curioso, de reflexión estética y basado en la experiencia personal pero no en los datos anecdóticos de ésta sino haciendo una lectura de la trayectoria del pensamiento literario desde los finales del Franquismo”.

Además, es, según ha resaltado el jurado, una obra que asume que la cultura, la literatura y el pensamiento “no van a tener la importancia que han tenido hasta ahora” y que en la sociedad actual “la cultura se ha entregado al consumo, a la democracia total”. “Es un libro melancólico, pesimista y triste que invita a reflexionar sobre si no habría que hacer algo”, ha añadido el portavoz.

Por su parte, el propio José Manuel Caballero Bonald, ha trasladado a Europa Press su “satisfacción” porque Félix de Azúa haya sido el galardonado en la presente edición del premio y ha señalado que pese a que la “literatura está bastante paralizada” en nuestro país, hay ejemplos como De Azúa que rompen con esa línea general.

“No hay movimientos ni figuras que destaquen con una mínima notabilidad pero sí algunos ejemplos notables”, ha añadido el Premio Cervantes.

“MUY DIFÍCIL ELECCIÓN”

El jurado ha estado formado por Victoria Camps, José-Carlos Mainer, José María Pozuelo Yvancos, Fernando R. Lafuente, Santos Sanz Villanueva y, como secretario sin voto, Fernando Domínguez Bellido, patrono de la Fundación Caballero Bonald.

El jurado ha puesto de manifiesto que la elección ha sido “muy difícil” por la variedad y profusión de temas presentes en las cien obras presentadas y ha sido precisamente esa abundancia de ensayos la que ha llevado al portavoz del jurado a aseverar que la “situación de crisis estimula la reflexión” y “está recuperando el maltratado papel del intelectual como conciencia de su tiempo y como reflexión de la vida y la realidad”.

El galardón reconoce cada año una obra seleccionada entre las publicadas en el género ensayístico durante el año anterior a la convocatoria, en cualquier lugar del mundo y en cualquiera de las lenguas del Estado español.

La Fundación Caballero Bonald, creada en 1998 bajo los auspicios del Ayuntamiento de Jerez, ciudad natal del escritor, tiene entre sus objetivos la custodia y difusión de la obra de Caballero Bonald y la organización a lo largo de todo el año de actividades de carácter literario, tanto en su sede como en el resto de España y en otros países.