viernes, 7 agosto 2020 12:07

Sniace y el comité cierran un acuerdo «histórico» para reabrir la fábrica con 326 empleos

El plan laboral, que deben ratificar los acreedores, incluye un convenio a 6 años con congelaciones salariales y subidas de IPC más 0,5%

SANTANDER, 23 (EUROPA PRESS)

La dirección de Sniace y el comité de empresa han cerrado un acuerdo laboral «histórico» para reabrir la fábrica de Torrelavega y reanudar su actividad con 326 trabajadores y sin despidos traumáticos.

El plan laboral alcanzado entre ambas partes, y que deberán aprobar de manera definitiva los acreedores concursales (lo que podría ocurrir hacia finales de año), incluye un convenio a seis años, con congelaciones salariales y subidas del IPC más un 0,5 por ciento.

Se trata de un acuerdo «histórico» logrado en la reunión que empresa y comité mantuvieron ayer en Burgos, un día antes, por tanto, del primer aniversario del despido de toda la plantilla, compuesta por 533 operarios, según ha recordado este martes a Europa Press el portavoz de los trabajadores, Antonio Pérez Portilla.

En declaraciones a esta agencia, el secretario del comité ha destacado que se trata de un acuerdo al que probablemente no habrá llegado «ninguna» empresa en España, y que se ha conseguido tras casi dos años de lucha de los trabajadores, algo que «en su momento se valorará».

Así, han pasado de estar todos despedidos –hoy se cumple un año de esa situación, tras no llegarse entonces a un acuerdo entre las dos partes– y de las 163 bajas planteadas después por la dirección, a que 326 trabajadores vayan a volver a sus puestos y sin que haya, además, despidos traumáticos. Y es que el resto de miembros de la plantilla original optará por la jubilación -y prejubilación- o se acogerá a la indemnización.

Esto supone un «avance importante», en palabras de Pérez Portilla, que se ha mostrado satisfecho por el acuerdo logrado, que contempla jubilaciones de 58 a 63 años, una bolsa de trabajo para contratar a todos los operarios con contrato relevo, u 800 euros de ayuda para quienes dejen de percibir prestación por desempleo una vez entre en vigor el plan laboral.

También ha resaltado que no hay «ningún» despido traumático, ya que según ha explicado 72 trabajadores se jubilan, 60 se acogen a las jubilaciones anticipadas y 33 optan por las indemnizaciones. Además, para la veintena de empleados que tenían contrato relevo se ha creado una bolsa de trabajo y la empresa se ha comprometido a contratarlos a todos en un plazo aproximado de un año, y en todo caso siempre «antes que a uno de la calle».

CONVENIO

El acuerdo, –que será votado este miércoles, 24 de septiembre, a partir de las 10 horas por los trabajadores, y que deberá recibir en también el visto bueno de los administradores concursales– contempla un convenio a seis años, cuatro menos que los que pretendía la dirección, que había previsto congelación salarial y retirada de pluses importantes para esos diez años.

Según ha detallado el portavoz de los trabajadores, en los dos primeros ejercicios (2015 y 2016) habrá congelación salarial, mientras que en el tercero se aplicará una subida del IPC + 0,5%, que se mantendrá en 2018. Al año siguiente se sumará la misma subida, y en el último ejercicio, 2020, también, además de una reducción de la jornada laboral de 8 horas.

Aún con todo, el sindicalista ha admitido «sacrificios fuertes», que han hecho tanto de los que se jubilan como del reto de trabajadores, a los que se aplica una bajada salarial del 15%, pero ha valorado que el resto de condiciones del convenio que la dirección quería «tocar» se han «salvado dignamente».

«No está mal», ha manifestado, para insistir en que se trata de una acuerdo «digno», más si se tiene en cuenta que tenían que elegir entre «esto» o, si no, «el día 25 todos en la calle, sin vuelta de hoja».

Se trata, como ha recalcado Pérez Portilla, de un logro que han conseguido los trabajadores tras casi dos años de lucha ante una situación que «no aguanta cualquier empresa».

RECURSO SENTENCIA AN DESPIDOS

Finalmente, Pérez Portilla ha explicado que si, tal como se espera, los trabajadores dan el visto bueno y aceptan el acuerdo cerrado, el mismo miércoles -día en que se acaba el plazo- sus abogados presentarán en Madrid el recurso contra la sentencia de la Audiencia Nacional que avalaba los despidos.

El objetivo del mismo es que el fallo no sea efectivo y poder poner en marcha el plan laboral una vez sea aprobado de manera definitiva, extremo que no se producirá antes de noviembre, dado el plazo de 40 días de antelación con que debe convocarse la junta de acreedores.

Artículos similares