Compartir

Niega que el triunfo del 'no' “frene las expectativas” soberanistas en Euskadi, pero defiende la vía del “diálogo y el acuerdo”

VITORIA, 19 (EUROPA PRESS)

El portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, ha asegurado que el referéndum de independencia celebrado en Escocia es un “hito” que “abre un nuevo camino” para que las naciones sin estado puedan decidir por sí mismas su futuro político. Erkoreka, además, ha afirmado que el triunfo del 'no' a la independencia en la consulta escocesa “no frena las expectativas” del Ejecutivo autonómico para que Euskadi pueda ejercer también este “principio democrático” y ha defendido para ello la vía del “diálogo, la negociación, el acuerdo y la ratificación”.

Erkoreka ha comparecido este viernes en la sede de la Presidencia del Ejecutivo vasco para analizar los resultados del referéndum de independencia celebrado en Escocia, en el que el 'no' se ha impuesto al 'si', con un 55 por ciento de los votos.

El portavoz del Gobierno vasco -que lucía una corbata de estilo escocés– ha felicitado a los ciudadanos que han participado en la consulta, tanto a los que han votado en un sentido como los que lo han hecho en el contrario, porque han podido “ejercer el derecho a decidir sobre el futuro de su nación”. Por ese motivo, ha asegurado que “la noticia no radica” en que el rechazo a la independencia se haya impuesto en el referéndum, sino en que éste haya podido celebrarse “en un contexto democrático, respetuoso, abierto y pactado”.

A juicio de Erkoreka, “lo sustantivo desde el punto de vista político” ha sido la posibilidad de que los escoceses hayan podido pronunciarse sobre su futuro político “libre y democráticamente”. “Que haya salido el 'no' es algo que no resulta sustantitivo, sino adjetivo”, ha manifestado.

AUTOGOBIERNO VASCO

El rechazo a la indepencia de Escocia, por tanto, “no frena ninguna expectativa” del Ejecutivo vasco a la hora de seguir reivindicando el “derecho a decidir” de Euskadi, según ha advertido; ni tampoco “altera” su programa de gobierno en esta materia. En este sentido, ha recordado que la secuencia que ha defendido siempre el lehendakari, Iñigo Urkullu, para avanzar en este proceso es “el diálogo, la negociación, el acuerdo institucional y la decisión compartida”. “No hablamos nunca de decisiones unilaterales ni de planteamientos sectarios”, ha precisado. Erkoreka, además, ha explicado que Urkullu planteará todas estas propuestas al presidente del Gobierno.

Erkoreka ha recordado que, en estos momentos, el debate en torno al futuro del autogobierno vasco se desarrolla en el seno de una ponencia específica del Parlamento autonómico , de la que ha destacado que “tendrá en cuenta” la forma en la que se ha desarrollado el proceso escocés.

Por otra parte, el portavoz del gabinete de Iñigo Urkullu ha recordado que el referéndum escocés se ha desarrollado en un contexto “pacífico”, con una alta participación. Además, ha destacado que la campaña previa se ha caracterizado “por el respeto, el reconocimiento mutuo” y por el predominio del “debate civilizado” sobre “la descalificación”.

El proceso escocés supone, por todo ello, “un ejemplo y un modelo de democracia”. Erkoreka ha alabado la actitud que ha mantenido el Gobierno británico y su primer ministro, David Cameron, que pactó la celebración de la consulta con el máximo responsable del Ejecutivo escocés, Alex Salmond. Erkoreka ha subrayado la importancia de que el Ejecutivo británico “llegó a reconocer, asumir y pactar el principio de que la decisión del futuro de los escoceses corresponde a los escoceces”, así como que ese derecho “puede perfectamente materializarse en un referéndum pactado por ambas partes y avalado tanto interna como internacionalmente”.

Además de la forma de actuar del Gobierno de Cameron, ha destacado la posición mantenida desde la Jefatura de Estado del Reino Unido por la reina Isabel II, que “avaló el derecho de los escoceses a decidir su futuro”, sin que “ni la Jefatura de Estado ni nadie al margen de Escocia pueda intervenir” en ese proceso.

El “modelo democrático”escocés pone de manifiesto, según ha dicho, que “el derecho a decidir no es una reivindicación de los nacionalismos irredentos”, sino que se trata de un “principio democrático que no requiere de elementos identitarios para poder ser reivindicado y puesto en práctica”.

POLÍTICOS “TOLERANTES”

El portavoz del Gobierno vasco considera que este principio “puede encauzarse en un contexto democrático”, aunque ha precisado que para ello es necesario que existan “representantes políticos abiertos, tolerantes y comprometidos” con la democracia, que no tienen por qué ser nacionalistas.

Erkoreka, además, ha recordado que el proceso desarrollado en Escocia no es algo que haya sucedido “en Asia, África o América”, sino que se ha producido “en el corazón de la Unión Europea”, por lo que supone “un modelo de referencia claro” para la UE.

Ha asegurado que lo ocurrido en Escocia es “un hito indudable”, que “marca un antes y un después, a partir del cual se abre un nuevo camino para que las naciones sin Estado puedan legitimamente invocar el principio democrático de decidir su futuro político en un referéndum pactado y avalado por la UE y el conjunto de la comunidad internacional”. “Se abre un nuevo camino para las naciones sin estado; lo de ayer supone un antes y un después”, ha insistido.

El portavoz del Gobierno autonómico se ha mostrado convencido de que los derechos acaban “abriéndose camino ante las resistencias”, por lo que el derecho a decidir “irá abriéndose camino inexorablemente en el panorama europeo y mundial”.

En respuesta a las preguntas de los periodistas, Erkoreka se ha referido a las diferencias que aprecia en la actitud del Gobierno y la Jefatura del Estado de España respecto a las reivindicaciones nacionalistas internas, y la posición que han mantenido las autoridades británicas ante el independentismo escocés.

En el caso del Rey, el portavoz del Gobierno vasco ha rechazado pronunciarse sobre su actitud. “No soy quién para dar lecciones o recomendaciones a la Jefatura del Estado español”, ha manifestado. No obstante, ha recordado que en el caso escocés “no sólo el Gobierno del Reino Unido, sino la propia Jefatura del Estado, ha asumido” el derecho a decidir de Escocia. “Es algo que conviene destacar”, ha dicho.

RAJOY

Por otra parte, ha manifestado que el mensaje del presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, que ha felicitado a los escoceses por pronunciarse en contra de la independencia, es fruto de una visión “desenfocada” de lo ocurrido, dado que más que el resultado del referéndum, lo “destacable” es que este “principio democrático” se haya podido ejercer. “Se nos ha dicho que es un derecho inexistente (el derecho a decidir); pero si se ha podido ejercer en el seno de la UE, existe; porque no se puede ejercer un derecho que no existe”, ha manifestado.

Erkoreka ha recordado que quienes defienden planteamientos soberanistas en Euskadi “ponen más énfasis” en la posibilidad de poder pronunciarse sobre su futuro que en el resultado o la “forma” en la que este derecho vaya a ejercerse. Además, en referencia al Gobierno central, ha advertido de que “lo que no se puede hacer es defender el 'no' que se pretende a través de la negación del derecho”.

Erkoreka también ha explicado que entre Escocia y Euskadi existe “una alianza natural”, dado que ambas son “naciones sin estado con amplias ambiciones de autogobierno y un formidable respaldo popular a la reivindicación del derecho a decidir”. Tras destacar que ambos territorios tienen “muchos elementos en común”, ha recordado que incluso existen “intereses económicos entrecruzados”.

Asimismo, ha afirmado que los gobiernos vasco y escocés comparten una posición favorable a las “políticas sociales avanazdas y progresistas”, algo que se plasmará en la firma de un convenio sanitario que se producirá próximamente.