Compartir

OVIEDO, 18 (EUROPA PRESS)

Delegados del Gobierno se han reunido en Melilla con motivo del día de la Ciudad Autónoma, donde han expresado su “apoyo y cooperación” con el pueblo melillense ante el problema de la inmigración ilegal.

“Queremos expresar nuestra solidaridad y apoyo al pueblo melillense y a sus autoridades en esta difícil etapa marcada por una extrema presión migratoria sobre la ciudad”, han apuntado en un comunicado remitido a los medios.

Así, han afirmado “sentir y compartir” el “drama” que está suponiendo para los ciudadanos la constante presión migratoria que “no es un problema específico de la ciudad sino del conjunto de la Unión Europea”.

Por ello, consideran necesaria una política común de inmigración “que fomente la cooperación con los países de origen, acabe con las mafias que trafican con seres humanos y ordene los flujos migratorios hacia Europa”.

La inmigración “legal y ordenada” es, según los delegados, “una fuente de riqueza y progreso”. Por el contrario, han rechazado “de plano” la inmigración “basada en el tráfico de seres humanos, a merced de mafias sin escrúpulos que promueven los asaltos constantes a las vallas de Melilla y Ceuta con Marruecos”.

La inmigración ilegal, continúan, “es fuente de problemas, conflictos y marginalidad”, y solo sirve “a quienes no dudan en lucrarse espúriamente de las aspiraciones de muchos inocentes que en su desesperación acaban protagonizando un tipo de inmigración al que, en ningún caso, debemos ni podemos resignarnos”.

Por ello, han expresado su “más sincero apoyo a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que cumplen con la obligación legal de defender las lindes fronterizas de Melilla y Ceuta y, por ende, las de la frontera sur de Europa”.