Compartir

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo se ha mostrado optimista de cara a la posible integración de España como miembro no permanente del Consejo de Seguridad de la ONU para el bienio 2015-2016 y ha destacado que el discurso que pronunciará Felipe VI ante la Asamblea General de Naciones Unidas forma parte del “sprint final”.

En un desayuno informativo organizado por Europa Press, Margallo se ha referido a la votación que tendrá lugar el próximo 16 de octubre para elegir a los nuevos miembros del Consejo para un periodo de dos años. El ministro ha dicho que las perspectivas son “muy buenas”, aunque, según ha añadido, “no se puede levantar el pie del acelerador”.

El jefe de la diplomacia española ha aplaudido el “esfuerzo” que realizan “desde el Rey hasta el último funcionario” y ha asegurado que el discurso que pronunciará el 24 de septiembre Felipe VI ante la Asamblea General de la ONU se enmarca dentro del “sprint final” para la entrada en el Consejo de Seguridad.

España compite con Nueva Zelanda y Turquía por dos plazas para el grupo regional al que pertenecen los tres países. Para salir elegida, necesita al menos 129 votos (dos tercios de los 193 Estados miembros de la organización).

La última vez que España estuvo en el Consejo de Seguridad fue en el bienio 2003-2004, que estuvo marcado por la guerra de Irak. España tendría asegurada una plaza diez años después si Turquía no hubiera anunciado de manera sorpresiva en 2011 su aspiración a estar de nuevo en el Consejo de Seguridad, apenas un año después de haber ocupado una plaza en el máximo órgano decisorio de la ONU en materia de paz y seguridad en el bienio 2009-2010.