sábado, 19 septiembre 2020 21:25

David Trueba: Es “una prolongación de la alegría” de los Goya

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

El director de cine David Trueba considera que la preselección de su cinta 'Vivir es fácil con los ojos cerrados' como candidata para representar a España en la ceremonia de los Oscar de 2015 es una “respuesta coherente” y una “prolongación de aquella alegría” que supuso que se convirtiera en la gran triunfadora de la última gala de los Goya.

“He envejecido diez o quince años y solo han pasado seis o siete meses desde entonces”, ha indicado tras el anuncio.

Además, el director ha asegurado que hasta hoy “se ha demostrado que el talento español puede incorporarse a las cinematografías extranjeras” y ha señalado que “lo que ha de preguntarse España es si quiere ser una potencia en el cine o si se quiere renunciar a esta posibilidad”.

El cineasta ha hecho estas declaraciones a la prensa pocos minutos después del anuncio de las tres películas preseleccionadas para poder representar a España en la próxima edición de los Oscar, entre las que se encuentra su filme 'Vivir es fácil con los ojos cerrados'.

También ha bromeado con su posible participación en la gala de los galardones más importantes del celuloide: “Todas estas cosas me encantan”, ha dicho y ha recordado el año en el que su hermano, Fernando Trueba, ganó el Oscar con la película 'Belle epoque', así como cuando viajó hasta Los Ángeles para participar en la gala aunque, eso sí, desde la perspectiva del periodista, que está “un poco marginado en la sala”.

“Voy a los Oscar cada diez años, cuesta más que tener un hijo, aunque por los índices de natalidad cualquiera lo diría”, añade y, tras recordar los encuentros que tuvo con personalidades del séptimo arte como Francis Ford Coppola o Uma Thurman, precisa que antes de pensar en un posible viaje, su filme ha de estar elegido. “Hay tres opciones y se van eliminando, como la alcaldesa”, vuelve a bromear el director.

Según explica, el estreno de 'Vivir es fácil con los ojos cerrados' ha sido un poco “paulatino”. Tras presentarse en Miami y Florida, llegó también a Canadá y en octubre será estrenada en Los Ángeles. “Todo Estados Unidos se ha convertido en una ciudad española, hay muchísimo interés en lo que ocurre, en nuestras historias”.

Trueba ha indicado que en un país como España, en el que “la industria del cine está bastante abandonada y dejada en manos de las televisiones, abandonada por lo que podría se una dirección cultural”, presentar una película en Hollywood” sería una autoestima para quienes están pensando en tirar la toalla, para que piensen que esto les podría ocurrir a ellos en otra ocasión”.

Para el cineasta, en el cine “hay dos futuros”. Uno es “el de las personas y el talento”, por el que no siente una gran preocupación. “Se ha demostrado que el talento español puede incorporarse en cinematografías extranjeras. Es lo que nos mueve a mayoría de escritores y directores”, explica.

Sin embargo, matiza que a los técnicos les toca “brear” con algo más duro: “Que no haya una industria tan rica y protegida como en otros países”. “Se parece a otros sectores abandonados como las artes plásticas, la ciencia y la investigación. En ese sentido es un problema de país, no tanto de oficio. Puedes tener grandes talentos y vocaciones, pero has de tener la atmósfera para que se desarrollen”, ha dicho.

Así, recuerda que hay “muchísimas trabas” y “retrasos en los pagos”, que las cuentas estén “claras” para los inversores. Además, critica que no se han hecho las cosas que se prometió que se iban a hacer y que incluso ha dimitido la directora del ICAA, Susana de la Sierra. “Si no se hace nada es porque no se puede, no se quiere o no se sabe. Pero futuro siempre hay, es como la literatura, lo hay en lugares donde no se espera”, indica. A su juicio, lo que ha de preguntarse España es si quiere ser una potencia en el cine. O si se quiere renunciar a esa posibilidad”.

“NECESITAMOS LOS DOS TIPOS DE PELÍCULAS”

Trueba ha tenido palabras para las otras dos películas escogidas, pero también para aquellas que “podrían estar y no están”. “No estamos preparados, no haces una película compitiendo, compites contigo mismo, tapando las carencias que tienes en todos los aspectos. Entiendes que todos los demás son como tú, si se puede compartir esto con los demás me gustaría hacerlo”, ha señalado. Asimismo, recuerda que el mérito no es suyo, sino que “es la película la que gana los premios y el cariño de la gente”.

Respecto a '10.000 kilómetros', señala que se trata de “un ejemplo de cómo se pueden hacer las cosas sin demasiados medios, con sentido práctico”: “Que el espectador no eche de menos lo que no tiene porque historia invita a ser contada así”.

En el caso de 'El niño' afirma que ocurre “lo contrario” porque se demuestra que cuando a alguien le dan mucho presupuesto el cine español también responde y es capaz de hacer una película que compite en taquilla”. “Demuestra que cuando el cine español tiene esos medios compite sin ningún rubor. Lo que pasa es que ocurre pocas veces. Necesitamos gente que haga esos dos tipos de películas”, añade.