sábado, 8 agosto 2020 1:29

Un total de 23.000 personas fueron detenidas en España por delito de tráfico de drogas en 2013

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

El año pasado fueron detenidas en España 23.000 personas por delito de tráfico de estupefacientes, se realizaron medio millón de incautaciones de droga y se efectuaron 400.000 denuncias por consumo o tenencia de drogas. Son cifras que ha aportado el director General de la Policía, Ignacio Cosidó, en la Asamblea de Interpol contra el Crimen Organizado en América Latina celebrada en México.

Según un comunicado de la Policía Nacional, Cosidó ha resaltado en la Asamblea el “firme compromiso” de España para acabar con el narcotráfico, algo que “avalan” todas las detenciones, denuncias e incautaciones practicadas en el pasado 2013.

Además ha reiterado que “un tercio de la cocaína que se incauta en toda Europa y tres cuartas partes del hachís lo intervienen las Fuerzas de Seguridad españolas”, cosa que está provocando “un desvío de las rutas de introducción de la droga en Europa hacia otras nuevas”.

En su opinión, también es importante impulsar la cooperación policial internacional, tanto en el intercambio de información a través de proyectos como la Comunidad de Policías de América (AMERIPOL), como a través de investigaciones conjuntas entre los países de origen y los de destino, por lo que ha propuesto potenciar la Escuela Iberoamericana de Policía y así lograr una formación común más especializada.

AUMENTA EL CONSUMO DE DROGAS SINTÉTICAS

Por otra parte, Cosidó ha planteado los retos del futuro, siendo éstos la lucha contra el tráfico de precursores, el aumento de los cultivos de marihuana en Europa y de adormidera en Afganistan y, sobre todo, el crecimiento del consumo de drogas sintéticas, “particularmente dañinas para la salud y cuya variedad y dinamismo dificulta su control”.

En la Asamblea analizaron la situación actual y compartido sus experiencias para luchar contra la delincuencia organizada como el narcotráfico en los aeropuertos, las estructuras criminales, el tráfico de personas, el crimen organizado en Latinoamérica o el tráfico de armas.

En ella, ha aprovechado para resaltar a la Interpol como única agencia de cooperación policial capaz de dar una respuesta global al problema y ha agradecido la “excelente colaboración que España siempre ha obtenido de los países latinoamericanos en la lucha común contra esta amenaza”.

Cosidó ha remarcado que para la lucha contra el tráfico ilegal es necesario preservar tres pilares: “firme voluntad política”, “eficacia policial” y la “creciente cooperación internacional”. “No hemos ganado la batalla contra el narcotráfico, pero estamos en el camino correcto”, ha precisado.

Artículos similares