Compartir

MADRID, 3 (EUROPA PRESS)

OHL y Sacyr compiten por el contrato de obras de construcción de las nuevas instalaciones del principal paso fronterizo entre Chile y Argentina, el denominado Paso de los Libertadores, un proyecto estimado en unos 84 millones de dólares (unos 64 millones euros).

En caso de lograr la emblemática obra, los dos grupos reforzarían la descatada presencia con que ya cuentan en Chile y darían un paso más en sus estrategias de internacionalización.

La compañía controlada y presidida por Juan Miguel Villar Mir y la que preside Manuel Manrique forman parte de la quincena de compañías, en su mayoría locales, que han manifestado interés por el proyecto, según datos del Ministerio de Obras Públicas de Chile.

El contrato consiste en la construcción de un nuevo complejo fronterizo en el Paso de los Libertadores, el que mayor flujo de personas, vehículos y transporte de carga registra con Argentina. Además, constituye la principal conexión terrestre entre Chile y Mercosur.

En concreto, la compañía adjudicataria deberá construir las nuevas instalaciones en la cordillera de los Andes, a unos 3.000 metros de altitud, a 300 metros del actual complejo y a 68 kilómetros de la ciudad de Los Andes, en la región de Valparaíso.

Los principales trabajos abarcan la construcción de un nuevo edificio de control e inspección de vehículos y de un edificio de alojamiento para funcionarios, la ejecución de vías de circulación interior y de una conexión con la ruta 60-CH.

Con estas nuevas instalaciones, Chile pretende reducir los tiempos de espera por este paso fronterizo y mejorar así el proceso de control migratorio de personas y mercancías, además de potenciar el programa de integración con el resto de la región sudamericana.

Según el Ministerio de Obras Públicas chileno, por este paso fronterizo cruzan unos 4,3 millones de toneladas de mercancías y unos 1,5 millones de personas anualmente.