Compartir

CÓRDOBA, 2 (EUROPA PRESS)

El Tribunal Supremo (TS) ha devuelto el caso de José Bretón, condenado a 40 años de prisión por el asesinato de sus dos hijos, Ruth y José, de seis y dos años, en la capital cordobesa en octubre de 2011, tras confirmar en el mes de julio pasado dicha sentencia impuesta por la Audiencia Provincial de Córdoba y que también ratificó el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

Así lo han confirmado a Europa Press fuentes judiciales y ha adelantado la prensa provincial, después de que la Sección Tercera de la Audiencia Provincial ha recibido hace “unos días” la causa, de la que se celebró el juicio en el verano pasado, de manera que “ahora se tiene que ejecutar la sentencia en todos los sentidos”, y por ende los restos óseos que se encontraron en la hoguera de la finca de Las Quemadillas serán entregados a la madre de los pequeños, Ruth Ortiz, para darles sepultura.

De este modo, se podrá dar cumplimiento a lo que ha sido el deseo de la madre de los dos menores desde que supo que los huesos encontrados en la hoguera de la finca de los abuelos paternos en la capital cordobesa pertenecían a sus hijos.

La abogada de Ruth Ortiz, María del Reposo Carrero, ya explicó la semana pasada que estaba a la espera de que el Tribunal Supremo remitiera toda la documentación a la Audiencia Provincial de Córdoba para que, a partir de ahí, se ordenara la ejecución de la sentencia y, de esta forma, poder inscribir la defunción de los menores en el Registro Civil.

Una vez cumplimentado este paso, algo para lo que no hay plazo definido, será cuando los restos óseos de Ruth y José, que se custodian en sede judicial, puedan entregarse a la madre para darles sepultura.

La propia Carrero declaró también hace unos días que esto “es lo único que hemos pretendido desde que el 28 de septiembre de 2012 la técnico de la Policía reconoció su error tras las periciales practicadas en agosto” y que confirmaron que los huesos hallados en la hoguera de la finca eran humanos.

Además, Ruth Ortiz, a través de su abogada, ha pedido en varias ocasiones que se le entregaran los restos óseos, incluso antes de la celebración del juicio, pero la Audiencia Provincial se lo denegó antes y después de la sentencia hasta que esta no fuera firme. Incluso con la misma pretensión recurrió Ortiz al TSJA, pero también el alto tribunal andaluz se opuso.

Al respecto, Carrero apeló al “sentido común” y la “humanidad” teniendo en cuenta “el grado de sufrimiento” que la madre llevaba “acumulado”, pero el TSJA, comprendiendo la “necesidad personal” de la madre, respondió que no era posible mientras existiera litigio sobre la identidad de los restos óseos. Ahora, una vez que el Supremo ha confirmado la sentencia, ya se puede iniciar el proceso para entregárselos.

Por su parte, la defensa de José Bretón prevé presentar el recurso de amparo en el próximo mes de octubre ante el Tribunal Constitucional (TC) tras la sentencia del Tribunal Supremo, que desestimó su recurso de casación. En concreto, el recurso al TC se fundamentará en la “vulneración de derechos fundamentales” que supuestamente se ha producido contra José Bretón.