Compartir

BILBAO, 29 (EUROPA PRESS)

El exvicepresidente de la Generalitat catalana Josep Lluis Carod Rovira ha asegurado que, cuando él denunció en su día lo del “tres por ciento”, en alusión al supuesto porcentaje con el que se gravaban las obras públicas en forma de comisiones para financiar CiU, un dirigente de Convergencia le dijo que era “el cinco por ciento”.

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Carod Rovira ha asegurado que el caso Jordi Pujol ha sido “un mazazo en medio de la cabeza”, porque a todo el mundo le habían llegado los rumores sobre irregularidades de su entorno familiar y pensaban que el expresident “miraba hacia otro lado”.

A su juicio, esto ha sido “más un golpe moral que político” y ha destacado que Pujol “se había hecho familiar en todas partes” de la Comunidad Catalana y casi formaba parte “del paisaje de Cataluña”, era catalanista, europeista, y “lo tenía casi todo”. Además, ha recordado que “daba lecciones de ética y moral”.

Asimismo, ha señalado que antes se le llamaba, con connotación positiva, “el Pujol poliédrico”, algo que en este momento se hace realidad de otra forma, porque parece que “tiene una cara” que no se le conocía. También ha recordado que, si esto se conocía antes, se ha ocultado mientras el expresident “no cuestionaba la integridad territorial”.