Compartir

Sudáfrica, el país más barato para viajar en avión y en tren

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

España se sitúa como el quinto país a nivel mundial con las tarifas más económicas para viajar en avión por el territorio nacional, según el estudio de precios del transporte de GoEuro (www.goeuro.es).

El informe, realizado entre 51 países, establece una tarifa media de 8,06 euros por cada 100 kilómetros recorridos en una ruta doméstica efectuada en España.

Sudáfrica en cabeza el ránking como el país donde menos dinero cuesta recorrer esta distancia, con un promedio de 6,71 euros, seguido muy de cerca por Turquía, con una tarifa media de 7,08 euros. En tercer lugar se sitúa, Australia con un precio medio de 7,39 euros en sus vuelos nacionales y Malasia con 7,58 euros.

En el extremo opuesto se encuentra Finlandia, que registra los precios más caros para trayectos nacionales, con un desembolso medio de 103,66 euros, por delante de Suiza, con 93,33 euros y Lituania, con 87,15 euros.

En cuanto al transporte por autobús, el precio medio por cada 100 kilómetros en España es 4,84 euros, situándole en novena posición en la clasificación mundial.

Ucrania es la nación donde menos cuesta viajar en el interior con este tipo de transporte, con una tarifa media de 2,29 euros, por delante de Albania, con un promedio de gasto de 2,50 euros.

Por contra, los holandeses son los europeos que tienen que desembolsar la mayor cantidad de dinero para montarse en un autobús, con un total de 21,33 euros.

EN TREN: PUESTO 15 DEL RANKING.

En lo referente al tren, España desciende hasta el puesto número 15 en el ránking de precios económicos para este transporte, con 5,16 euros por trayecto.

En el sector ferroviario, Sudáfrica vuelve a ser la nación más económica con 1,40 euros. Georgia, con un promedio de 1,58 euros y Egipto, con 1,86 euros, completan el pódium.

En el extremo opuesto figuran Dinamarca, donde un desplazamiento en tren de 100 kilómetros entre sus ciudades más populares cuesta 29,73 euros, seguido de Suiza (28,57 euros) y Austria (24 euros).

Para elaborar el índice se ha tenido en cuenta la conexión más barata entre las dos ciudades más habitadas de cada país, a partir de la cual se ha extraído una media por cada 100 kilómetros recorridos.