Compartir

Protección Civil
de Boadilla del Monte
contará en breve con un nuevo vehículo de  primera intervención contra incendios.
Presentará claras ventajas respecto al actual y es que se triplicará la
capacidad del depósito de agua pasando de los 580 litros actuales a casi unos
1.800 litros.

Al ser un
vehículo de primera intervención este es un aspecto esencial ya que permite
apagar los conatos de incendio
, a la espera de la llegada de los vehículos de
extinción, sin necesidad de tener que ir a repostar, evitando así la pérdida de
tiempo que eso conlleva

Por otro lado, el chasis y
el refuerzo de la suspensión permiten acceder por cualquier tipo de camino,
zanja o montículo al lugar del incendio sin tener que desplegar mucha manguera
evitando así  perdidas de presión.  Además, tiene  dos carretes de pronto socorro que permiten
iniciar la extinción sin tener que lanzar manguera, ganando así en tiempo y
eficacia.

La bomba del
nuevo vehículo permite también  actuar en
situaciones de inundación y aguas sucias, pudiendo, por ejemplo,  extraer el agua de edificios,  intervención que no es posible con la motobomba
actual.

El vehículo, que
cuenta con cable estante para rescate y bola de remolque, está  homologado también para ponerle una pala de
nieve y esparcidor de sal si fuera necesario.

Otra ventaja es que cuenta
con mucha más capacidad para almacenar el material evitando así el deterioro
del mismo por hacinamiento y ofreciendo la oportunidad de incorporar más
cantidad de objetos que en un momento dado pueden ser necesarios.