Compartir

MADRID, 13 (Reuters/EP)

La mitad de los medicamentos recetados para personas mayores pueden aumentar el riesgo de caídas, especialmente los analgésicos y los antidepresivos, según ha mostrado una investigación liderada por el doctor del Instituto Karolinska de Estocolmo (Suecia), Jette Moller.

Para llevar a cabo la investigación, publicada en 'The European Journal of Public Healthlos', los expertos analizaron las reacciones que provocaban 20 medicamentos en 64.000 personas mayores de 65 años, desvelando que once de ellos aumentaban el riesgo de caídas.

“Los fármacos que tienen más riesgo son los que afectan al sistema nervioso central como los hipnóticos, sedantes, analgésicos y antidepresivos”, ha comentado Moller, para destacar la necesidad de que los médicos tengan en cuenta los riesgos que tiene el consumo de estos fármacos para las personas mayores.

Y es que, las caídas son la principal causa de discapacidad y muerte entre los ancianos y, en muchas de ellas, juegan un papel importante los medicamentos que se toman. De hecho, en la investigación se comprobó que las personas que tomaban analgésicos opiáceos, y los hombres que usaban antidepresivos, tenían el doble de probabilidades de sufrir una lesión en una caída, que aquellos que no utilizaban estos fármacos.

Además, los resultados desvelaron que las mujeres que tomaban antidepresivos tenían un 75 por ciento más de riesgo de lesionarse tras una caída. Del mismo modo, los medicamentos utilizados para úlceras, reflujo gastroesofágico, calcio, vitamina B12 y algunos analgésicos no opioides también se relacionaron con un 15 y un 75 por ciento mayor riesgo de lesiones por caídas.

No obstante, los científicos no encontraron relación entre las caídas y el consumo de estrógenos y de ciertos fármacos prescritos para el sistema cardiovascular si no que, por el contrario, observaron que tenían un efecto ligeramente protector, salvo los diuréticos tomados en dosis altas.