Compartir

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

Las cremas y protectores solares podrían producir compuestos “potencialmente tóxicos” para la vida marina, según un estudio del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y que ha sido publicado en la revista Environmental Science and Technology.

Los investigadores han combinado experimentos dentro del laboratorio con mediciones en las aguas de una playa en el mar Mediterráneo y han descubierto que, al ser introducidos en el mar durante el baño, parte de estos cosméticos reacciona con la radiación ultravioleta procedente de la luz solar y libera peróxido de hidrógeno, un “fuerte agente oxidante” que genera “daños” en las microalgas marinas.

Así, según las estimaciones “conservadoras” del CSIC, partiendo de los análisis químicos llevados a cabo, los datos turísticos y el consumo medio de protectores solares por bañista, durante una jornada estival en la isla de Mallorca estos productos pueden llegar a liberar “hasta 4 kilogramos” de nanopartículas de dióxido de titanio en el mar.

El organismo ha destacado cómo, gracias a las costas del Mediterráneo, las “preferidas” por los visitantes, Europa ocupa el “primer puesto” como destino turístico a nivel mundial y, en ese sentido, ha pedido “coordinación” entre la industria cosmética y los científicos para lograr un “equilibrio” que “garantice” la salud y el uso sostenible del medio ambiente.