Compartir

El pasado lunes 4 de agosto dio comienzo en Boadilla la operación asfalto con los trabajos que se están realizando en la Avenida Infante D Luis donde la próxima semana se procederá a las labores de fresado y extensión de la capa de asfalto, comenzando por Condesa de Chinchón para finalizar en la M-513.

En este momento se está procediendo a la reparación de blandones y hundimientos, sellado de grietas y fisuras, reparación de bordillos, puesta en altura de tapas y desmontaje de las bandas sonoras reductoras de seguridad. En total se asfaltarán aproximadamente 30.000 metros cuadrados en esta zona.

Durante las semanas previas se han realizado también actuaciones de mejora de la accesibilidad y seguridad de las paradas de autobús y pasos de peatones de la Avenida, con la prolongación de las aceras para favorecer el aumento de la visibilidad a peatones y vehículos. Además se ha instalado pavimento normalizado para discapacitados en los pasos de peatones y se han renovado los imbornales para recogida de aguas pluviales

El Ayuntamiento ha informado a vecinos y comerciantes de que no se realizará ningún corte de vía sino que se actuará por tramos, informando previamente de la zona en la que se van a desarrollar los trabajos de asfaltado para evitar el estacionamiento de vehículos. La colocación de las primeras vallas comenzará mañana jueves.

El primer teniente de alcalde, Amador Sánchez, ha supervisado hoy los trabajos que se están realizando en Infante D Luis como primera fase de una operación asfalto que cuenta este año con un presupuesto de 1.200.000 euros.