Compartir

BARCELONA, 31 (EUROPA PRESS)

El defensa internacional del FC Barcelona Gerard Piqué afirmó que, para él, es “un reto volver a ser el mejor central” del mundo después de una temporada que confesó que no fue la mejor, y confía en que la llegada al banquillo blaugrana de Luis Enrique suponga un impulso para él y el resto del equipo.

“Ya fui el mejor y ahora tengo que volver a serlo. Es un reto y sé que Luis Enrique me puede ayudar. Estoy convencido de que puedo hacerlo. La llegada de Luis Enrique será un impulso positivo. Me siento muy cómodo con él. Las sesiones están siendo muy dinámicas y más largas. La temporada será muy larga y tendremos que estar preparados para los desafíos que se nos vayan presentando”, comentó en rueda de prensa en Birmingham.

Acerca de uno de los refuerzos para la defensa, el central ex del Valencia Mathieu dijo que no cree que tenga problemas en adaptarse. “Lleva muchos años en la Liga. Creo que lo puede hacer muy bien. Es alto, rápido, corpulento, duro, sabe jugar también muy bien el balón y es perfil zurdo, que no teníamos”, dijo.

Asimismo, se refirió al delantero uruguayo Luis Suárez, quien cree que tendrá ganas de revancha cuando cumpla la sanción de 4 meses impuesta por la FIFA. “Supongo que él, como cualquier persona que le sacas la posibilidad de hacer su trabajo, debe tener un sentimiento de rabia. De momento debe esperar. Cuando llegue vendrá con todas las ganas para demostrar que es uno de los mejores delanteros del planeta”, aseguró.

Piqué elogió a los jóvenes de la cantera que se están entrenando con el primer equipo del Barça. “Cuando hablamos de la cantera del Barça hablamos de una de los mejores de Europa o del mundo. No debemos esperar que nos salgan jugadores como churros, como ha ocurrido en estos últimos años, pero es cierto que el nivel sigue siendo muy, muy alto”, señaló.