Compartir

Si la semana pasada se firmaba en Boadilla un acuerdo de intenciones para mejorar y modernizar las infraestructuras de la Guardia Civil, hoy el primer teniente de alcalde y concejal de Seguridad, Amador Sánchez, ha visitado un nuevo sistema que hará de Boadilla un municipio un poco más seguro.

Se trata de un novedoso sistema de atención policial al ciudadano que se sumará a la videovigilancia que se realiza puntos de atención de la Policía Local en el municipio, con más de cien cámaras de tráfico que controlan los accesos y salidas así como los edificios públicos.

Los Puntos de Atención de la Policía Local conectarán a cualquier ciudadano con un agente policial a través de sendas pantallas con cámaras que permitirán la visión mutua. El servicio funcionará las 24 horas del día desde una sala de control instalada en las dependencias policiales de la Plaza de la Cruz.

Los puntos estarán instalados en la glorieta Virgen María, la glorieta de Las Lomas, Prado del Espino y la confluencia de las calles Miguel Ángel Cantero Oliva y Julio Fuentes. Cualquier incidencia o emergencia podrá ser comunicada a la Policía de forma inmediata de modo que pueda activarse rápidamente la respuesta adecuada a cada situación.