Compartir

Recuerda que no hay consenso para cambiar el modelo territorial y aconseja no “abrir procesos sin tener garantías de dónde van a acabar”

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha adelantado este viernes que el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, ofrecerá al próximo secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, acuerdo en los “grandes temas de Estado”, pero al mismo tiempo ha cuestionado la “viabilidad” de la tercera vía sobre el modelo territorial que el nuevo líder socialista respalda.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Sáenz de Santamaría se ha referido a la reunión que Rajoy y Sánchez mantendrán en La Moncloa el próximo lunes, la cual, según ha explicado, se trata de “una primera toma de contacto”, pero que la “voluntad” del presidente es que se produzca una “comunicación general” sobre todos los asuntos importantes y haya “acuerdo en todos los grandes temas de Estado”.

“Este es el ánimo con el que vamos”, ha subrayado la vicepresidenta, quien ha añadido que la intención de Rajoy es conocer la posición del nuevo secretario general del PSOE acerca de estos asuntos, sobre todo en lo que se refiere a las medidas que se han de poner en marcha para “consolidar la recuperación, ahora que se ha producido un cambio de ciclo” en la situación económica del país.

Sin embargo, y al ser preguntada en concreto por la tercera vía que Sánchez respalda como solución a las aspiraciones soberanistas de Cataluña, la número dos del Gobierno ha advertido de que “una cosa es hacer discursos y otra llevarlos a la práctica”. “Al hablar de las vías conviene también hablar de la viabilidad de las vías”, ha dicho.

CONSENSO DE PARTIDOS Y CCAA

En este sentido, ha recordado que entre las formaciones políticas del Congreso de los Diputados no existe un mínimo consenso acerca de la reforma del modelo de Estado, un acuerdo que, según ha subrayado, es “necesario” para llevar a cabo para acometer una reforma del modelo territorial.

Pero además, Sáenz de Santamaría ha destacado que, a diferencia de 1978, actualmente España es un Estado descentralizado y, por tanto, para llevar a cabo cualquier reforma territorial hay que contar con otras instituciones, como son las comunidades autónomas. “El modelo tiene que servir para el conjunto de las administraciones públicas y suscitar consenso en la totalidad del Estado”, ha aseverado.

Tras todos estas observaciones, la número dos del Ejecutivo ha preguntado a quienes plantean la opción de una tercera vía si “ofrecen alguna garantía de viabilidad respecto al resultado final”, tras lo cual ha advertido de que hay que tener “cuidado con las expectativas”, ya que no recomienda “abrir procesos sin tener garantías de dónde van a acabar”.