lunes, 28 septiembre 2020 10:00

El reservorio viral del VIH se establece sorprendentemente pronto tras la infección

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

Un equipo de investigación liderado por expertos del 'Beth Israel Deaconess Medical Center' (BIDMC), en Boston, Estados Unidos, en colaboración con el Programa de Investigación Militar del VIH en Estados Unidos, ha demostrado que el reservorio viral del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) se establece sorprendentemente pronto tras la infección.

En su estudio, cuyos resultados publica este domingo la revista 'Nature' en su edición digital, estos expertos vieron la rapidez con la que se fija el reservorio viral tras la infección intrarrectal de monos rhesus con el virus de la inmunodeficiencia simia (SIV, por sus siglas en inglés) y antes de que la viremia sea detectable.

La barrera más importante para la curación de la infección por el VIH-1 es la presencia del reservorio viral, las células en las que el virus puede permanecer latente durante muchos años y evitar su eliminación por los medicamentos antirretrovirales. Se sabe muy poco acerca de cuándo y dónde se establece el reservorio viral durante la infección aguda por VIH-1 o el grado en que es susceptible a la terapia antirretroviral temprana (ART, por sus siglas en inglés).

“Nuestros datos muestran que en este modelo animal, el reservorio viral se sembró sustancialmente antes de lo que se conocía tras la infección”, explica el autor principal, Dan H. Barouch, director del Centro de Virología e Investigación de Vacunas en BIDMC y miembro del comité del Instituto Ragon del Hospital General de Massachusetts (MGH, por sus siglas en inglés), el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) y Harvard, todos en Estados Unidos. “Vimos que el resevorio se creó en los tejidos durante los primeros días de la infección, antes de que el virus fuera incluso detectado en la sangre”, añade.

Este descubrimiento coincide con las noticias que han informado recientemente de la reaparición del VIH en la niña de Mississippi, que se creía que había sido curada gracias a la administración precoz de la terapia antirretroviral. “La triste noticia del rebote del virus en esta niña destaca además la necesidad de comprender el reservorio viral temprano y refractario que se establece muy rápidamente después de la infección del VIH en los seres humanos”, añade Barouch, profesor de Medicina en la Escuela de Medicina de Harvard.

En este nuevo trabajo, el equipo científico inició el ART supresivo en grupos de monos en los días 3, 7, 10 y 14 después de la infección SIV intrarrectal. Los animales tratados en el día 3 tras la infección mostraron evidencia del virus en la sangre y no generaron ninguna respuesta inmune a SIV, pero después de seis meses de ART supresora, todos los animales mostraron un resurgimiento viral cuando se interrumpió el tratamiento.

Aunque el inicio temprano de la terapia antirretroviral se ha traducido en un retraso en el tiempo de rebote viral (el tiempo que pasa hasta que se observa en la sangre la replicación del virus después de dejar el tratamiento antirretroviral) en comparación con el tratamiento posterior, la incapacidad de erradicar el reservorio viral con el comienzo muy incipiente de la terapia antirretroviral sugiere que se necesitarán estrategias adicionales para curar la infección por el VIH.

“El asentamiento sorprendentemente temprano del reservorio viral durante de los primeros días de la infección es preocupante y plantea nuevos retos para los esfuerzos de erradicación del VIH-1”, escriben los autores. “En conjunto, nuestros datos sugieren que se requiere un inicio muy temprano de la terapia antirretroviral, extender la duración de la ART y, probablemente, intervenciones adicionales para la erradicación del VIH-1”, augura.