Compartir

MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

El Ibex 35 ha minimizado las pérdidas al 0,15% pese a la tensión en Ucrania tras el derrumbe de un avión de pasajeros. El selectivo ha cerrado casi plano (-0,1%) la semana, con tres sesiones en negativo y dos en positivo, y se ha establecido en los 10.527 puntos.

Grifols ha liderado las caídas en la última sesión, con un descenso del un 2,38%, seguido de Indra (-1,92%) y OHL (-1,91%). En el lado opuesto, han despuntado Mediaset, con una ganancia del 1,5% y Ferrovial (+0,7%).

El signo negativo se ha impuesto entre los 'blue chips', de modo que Inditex ha caído un 0,5%, Repsol un 0,46% y BBVA un 0,29%. Frente a ellos, Iberdrola ha conseguido mantener el tipo y ganar un 0,5%, mientras que Santander ha subido un 0,41%. Telefónica, por su parte, ha cerrado plano.

Entre las principales plazas de Europa no se ha impuesto una tónica generalizada. El Dax ha perdido un 0,6%, mientras que París, Londres y Milán han esquivado el 'rojo'.

En el mercado de divisas, el euro se intercambiaba a 1,3510 'billetes verdes', mientras que en el mercado de deuda pública, la prima de riesgo española descendía ligeramente pese a la tensión en Ucrania, hasta los 145 puntos básicos.

A lo largo de los últimos cinco días, Bankinter se ha consolidado como el mejor valor, con un avance del 4%, seguido de Sacyr (+3,5%). En el otro brazo de la balanza se ha encontrado a Indra y a Banco Popular, que se han dejado más de un 3%.

AUMENTO DE LA VOLATILIDAD

El analista de IG Daniel Pingarrón ha señalado que a la crisis generada en las bolsas europeas por la caída del BES se han unido los problemas en Ucrania y en Gaza, que tendrán una “clara potencialidad negativa para los mercados”.

Si bien las correcciones generadas por el conflicto entre Rusia y Ucrania se habían venido sucediendo desde el mes de marzo, las “fuertes sanciones” de EE.UU. a Rusia y el derribo del avión de Malaysia Airlines “han vuelto a poner el foco de atención del mercado en esta cuestión”.

“Estamos ante un claro aumento de la volatilidad, tras un largo período de disminución de la misma. Resulta muy improbable que asistamos a una etapa de consolidación de la renta variable en estos niveles, considerando la existencia de tres catalizadores de resolución incierta”, ha afirmado Pingarrón.

MEJOR COMPORTAMIENTO PARA LA SEMANA QUE VIENE

Por su parte, el analista de XTB Miguel Antonio Marcos ha incidido en que la caída del avión comercial en el espacio aéreo ucraniano ha reavivado la incertidumbre procedente del conflicto ruso-ucraniano, “lastrando los mercados a lo largo del mundo y desinflando los avances en el Ibex, que finalmente cierra la semana sin apenas cambios”.

El experto espera un mejor comportamiento del Ibex de cara a la semana que viene y augura que la calma debería volver a los mercados en el momento en que se vayan conociendo detalles sobre el accidente del avión de Malaysia Airlines.

“El selectivo español ha dibujado una clara zona de vuelta en las inmediaciones de loa 10.430 puntos, desde donde deberíamos ver un nuevo movimiento alcista que nos acerque a la zona de máximos anuales por encima de la cota psicológica de los 11.000 puntos”, adelanta Marcos.

El analista indica que, en caso de que las tensiones geopolíticas se incrementen y las correcciones se intensifiquen, los inversores podrían aprovechar las inmediaciones de los 10.000 puntos para incrementar posiciones en renta variable “antes las fuertes expectativas de revalorización” que muestra el mercado nacional.