Compartir

Asegura que cuando asuma la Secretaría General va a ir “mucho” a Bruselas para defender un giro en las políticas europeas

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

El próximo secretario general del PSOE,Pedro Sánchez, ha vuelto a defender este jueves su petición de votar en contra al candidato conservador para la Presidencia de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, y ha retado a los eurodiputados socialistas que hubieran preferido votar a favor a que se lo expliquen en una agrupación a los militantes de base.

“Si hay algún compañero o compañera que no se haya sentido cómodo con esta decisión, lo único que le puedo decir es que se venga conmigo a una agrupación y se lo explique a los militantes de base”, ha señalado Sánchez, en declaraciones a los periodistas en la sede de UGT, tras reunirse con su secretario general, Cándido Méndez.

El futuro líder de los socialistas se ha mostrado “convencido” de que los militantes de base del PSOE y “la mayor parte de los votantes” de su partido y de otras formaciones políticas, “no sólo de izquierdas”, están “en desacuerdo” con la respuesta que se ha venido dando en los últimos años desde Bruselas a la crisis económica y, por tanto, con apoyar a un candidato que fue parte del Eurogrupo “durante los años duros de la crisis económica”, defendiendo “la austeridad”.

Por eso, ha vuelto a defender el voto en contra en el que, ha recalcado, los socialistas españoles no se han “quedado solos”, porque los franceses y los laboristas “tampoco votaron”. “Es mi posición y es una posición coherente con lo que he venido defendiendo”, ha recalcado.

LAS “PRIORIDADES” SON OTRAS QUE LAS QUE “ENCARNA” JUNCKER

Sánchez ha insistido en que la política “tiene que recuperar su coherencia” y ha explicado que, con él al frente, el PSOE “va a liderar también en Bruselas un cambio de política en Europa”, que, a su juicio, no pasa por lo que “encarna” Juncker. La dirección europea, ha señalado, debería ir dirigida hacia “otro tipo de prioridades, más vinculadas a la creación de empleo y acabar con esa brecha enorme que existe entre los países del norte y del sur”.

Según ha dicho, una vez tome posesión de la Secretaría General del PSOE, tras el congreso extraordinario, se le va a “ver mucho en Bruselas, hablando con los líderes europeos” para defender una “política y una alternativa de izquierda socialista en Europa” que necesita España “para salir de la crisis”.

Y, dicho esto, ha vuelto a dirigirse al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que ayer dijo que al PSOE no se le podría tomar “en serio” por votar contra a Juncker pese al acuerdo entre conservadores y socialistas europeos, para insistir en que su decisión es coherente y recalcar que en Bruselas es “más preocupante” el “supuesto falseamiento de las cuentas de Valencia” que la dirección del voto socialista.

Así, Sánchez ha pedido de nuevo explicaciones a Rajoy, que “permanece con la boca cerrada”, sobre este asunto y ha insistido en que el Gobierno “tiene que aclarar de una vez por todas qué está pasando en la Generalitat valenciana y decir si se han falseado las cuentas y de cuánto dinero estamos hablando”. “Al final eso lo va a pagar el contribuyente español”, ha apuntado, para después pedirle a Rajoy que se asuman “algunas responsabilidades” en la Comunidad Valenciana. “Si la regeneración democrática en España es una urgencia, en Valencia es una emergencia”, ha remachado.