Quantcast

Rajoy, seguro de que la afiliación a la Seguridad Social volverá a subir en julio

Defiende la reforma fiscal, que dejará “en manos” del contribuyente 9.000 millones

SEVILLA, 15 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se ha mostrado convencido este martes en Sevilla de que la afiliación a la Seguridad Social volverá a subir en el presente mes de julio, al tiempo que ha defendido la reforma fiscal que se aprobará en este mes y que dejará “en manos” del contribuyente 9.000 millones de euros.

Durante su intervención en el foro de la Fundación Cámara de Sevilla, Mariano Rajoy, que ha hecho un discurso eminentemente económico, ha situado además la mejora del crédito como una de las “asignaturas pendientes” en el país. Rajoy ha insistido en que las cosas están mejorando, como ponen de manifiesto los indicadores macroeconómicos, pero todavía quedan muchas cosas por hacer.

Para el presidente, el juicio que merece este país hoy es “un juicio muy positivo” y ha garantizado que va a seguir trabajando para que cada vez nos “sintamos más orgullosos de ser españoles y de nuestros país”. Por ello, ha lamentado que algunos sigan empeñados en decir que las cosas “van mal”.

Sobre la reforma fiscal, ha indicado que se podrán decir o discutir muchas cosas, pero “lisa y llanamente” significa que dejará en manos de los contribuyentes 9.000 millones y que se rebajan impuestos al cien por cien de los mismos.

Mariano Rajoy ha estructurado su intervención en cuatro grandes bloques, según el mismo ha detallado: cómo estábamos cuando llegamos al Gobierno central; qué hicimos a partir de ese momento; cómo estamos hoy y cómo ven el Gobierno y él mismo la situación y el futuro, y “qué vamos a hacer”.

El presidente ha querido dejar claro que es optimista sobre la evolución de la economía española, porque es evidente qué “esta yendo a mejor” y que así seguirá siendo en el futuro. Ha indicado que los datos señalan que “lo peor ya ha pasado” y que hay un claro cambio de tendencia en la economía. “Creo en las fortalezas de nuestro país, que las tiene y muchas”, ha sentenciado.

Tras recordar que cuando el PP llegó al Gobierno tras las elecciones de 2011, España tenía todos “los desequilibrios económicos posibles, con un crecimiento negativo y un nivel de paro descomunal”,

Rajoy ha defendido que su Ejecutivo se puso manos a la obra para darle la vuelta a la situación y eliminar esos graves desequilibrios económicos.

Sin duda, según ha agregado, 2012 fue el “peor y más dramático año de legislatura”, pero se logró evitar el “rescate”, pese a las presiones de todo tipo para que España lo aceptara. A partir de entonces, según ha relatado el presidente, se inició un proceso muy duro de consolidación fiscal y de reducción del gasto público, al tiempo que se empezaron a aplicar reformas estructurales de gran importancia, como la laboral, la reestructuración financiera o las medidas de estabilidad presupuestaria.

Aunque los resultados económicos de 2012 fueron “muy malos”, según el presidente, lo más importante es que se evitaron la quiebra de la economía española y el rescate, y se empezaron “a sentar las bases sólidas” para la recuperación de la economía, lo que posibilitó, junto a otras reformas, que en 2013 empezaran a verse “algunas luces” y a notarse cierto crecimiento, al tiempo que a finales de ese ejercicio había menos personas en los registros del INEM que en el anterior.

El presidente ha indicado que 2014 ha sido el año “del cambio en la situación económica del país”, con la consolidación de los datos macroeconómicos que empezaron a mejorar el año anterior, al tiempo que se ha seguido reduciendo el déficit público, y hay una “inflación muy moderada”, una bajada clara de la prima de riesgo y un aumento de la inversión extrajera.

Así, ha puesto de manifiesto que en el primer trimestre del año, España ha sido, después de Alemania, el segundo país que “más ha crecido en la zona euro” y se ha referido a los importantes cambios en el mercado laboral, como el hecho de que en el pasado mes de febrero, el dato de afiliación a la Seguridad Social fue mejor que en el mismo mes del año anterior, algo que no ocurría desde 2008.

APOYO FUNDAMENTAL A PYMES Y AUTÓNOMOS.

Aunque las cosas han mejorado, según el presidente, queda mucho por hacer y ha advertido de que la recuperación económica se consolidará en España cuando se consolide la de las pymes y los trabajadores autónomos. Ha recordado que más del 80 por ciento de las personas que trabajan en España lo hacen en una pyme, con lo que apoyar a estas empresas debe ser un objetivo prioritario.

Asimismo, el presidente ha señalado que uno de los grandes retos de futuro es la mejora del crédito. “No estoy satisfecho aún con la situación”, ha expresado Rajoy.

El presidente ha indicado que el control del déficit público es un tema capital para España, “porque da credibilidad a la economía española” y además responde a un principio “de puro sentido común”: alguien que gane 1.000 euros no puede estar gastando 1.200 euros durante años.

Así, ha querido dejar claro que la reducción del déficit público que se ha producido durante esta legislatura se ha hecho manteniendo los grandes pilares del estado del bienestar. Ha recordado, en este sentido, que el Gobierno no ha bajado las pensiones; hay una sanidad pública universal y gratuita a donde viene mucha gente de fuera a operarse, y este es el año en el que más dinero se gasta en becas, al tiempo que ha puesto en valor el gran esfuerzo de la sociedad española en su conjunto.

“¿Qué pensamos que va a ocurrir?”, ha preguntado Rajoy, para indicar acto seguido que su Gobierno cree que este año la economía española va a crecer el 1,2%, lo mismo que ha apuntado el Fondo Monetario Internacional (FMI), y que en 2015 se crecerá el 1,8%, mientras que el FMI habla del 1,6% y el Banco de España, del 2%.

El presidente del Gobierno se ha mostrado además convencido de que al final de la legislatura, habrá más población ocupada y menos paro, y mas gente cotizando a la Seguridad Social, al tiempo que ha destacado que las reformas estructurales en marcha “sentarán las bases que harán que sea imposible que se repita una situación” de crisis como la que ha vivido este país. “El año 2015 será mejor que 2014, pero peor que 2016”, ha apuntado.

Comentarios de Facebook