Compartir

Tiene un nuevo proyecto de película, pero es “tan difícil” que no sabe si “podremos hacerlo”

SANTANDER, 15 (EUROPA PRESS)

El director argentino de cine Juan José Campanella ha asegurado que se ha “enamorado” del teatro desde que dirige su primer obra desde agosto de 2013, 'Parque Lezama' –adaptación de una obra de Herb Gardner– y que esta nueva faceta “puede reemplazar en gran medida a la televisión, pero no al cine”. No obstante, ha matizado que “seguirá haciendo” las tres cosas.

Así se ha manifestado durante una rueda de prensa este martes con motivo de la celebración del encuentro 'El audiovisual en español (Homenaje a Juan José Campanella)', en el que se le homenajea estos días en los Cursos Avanzados de Verano 2014 de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), en Santander.

Campanella ha comentado que quedó “exhausto” con su última película, 'Futbolín', un film de animación, que, en su opinión, fue “la más difícil” de todas las que rodó. Preguntado acerca de qué es lo que más le ha atraído del teatro, ha indicado que “lo inmediato fue la falta absoluta de tecnologías”, ya que, ha añadido, “en el teatro donde ensayábamos no había ni cobertura para el móvil”.

De este modo, Campanella –ganador del Óscar a la Mejor Película Extranjera en 2010 por 'El secreto de sus ojos'–, ha reivindicado que en el teatro “está el alma de los actores, es una experiencia muy vital” en la que los actores, añade, “escuchan todo lo que sucede entre el público”.

“La obra –en alusión a 'Parque Lezama'–, se estrenó en agosto del 2013 y la habré visto 150 veces. He aprendido un montón. Uno ve en una noche cómo una diferencia de un segundo da lugar a la carcajada o al silencio con el ruido de los grillos”, ha manifestado.

No obstante, ha puesto de relieve aspectos del cine que el teatro no tiene, “como la artesanía del montaje de una película, que es lo que más me gusta” y la “inmortalidad del cine, como la de la literatura”. “Me gusta el control del cine y el descontrol del teatro, por eso me gustaría alternar. El cine tiene una inmortalidad que el teatro no tiene, una permanencia en el tiempo que lamentablemente el teatro nunca va a tener”, ha relatado.

Campanella, que ha asegurado que “no se plantea” adaptar sus películas al teatro, ha asegurado que le “divierte” la adaptación del director de teatro Garbi Losada de su película 'El hijo de la novia', una película que, ha apuntado, “se tomó como una descripción política de la crisis de 2001 cuando no lo pretendía”.

En cuanto a futuros proyectos cinematográficos, ha comentado que está hablando con el también escritor argentino Eduardo Sacheri pero el proyecto “es tan difícil” que no sabe si “podremos hacerlo”.

EL ACTO COMUNITARIO DE VER CINE “VA A DESAPARECER”

En cuanto al uso de las nuevas tecnologías en el cine, ha asegurado que a veces piensa que “el cine pasó a la Historia como algo del siglo XX”, pero que en otras ocasiones piensa en “no ser tan tremendista”. “Estamos viviendo un momento de revolución, como lo fue la imprenta, porque Internet lo cambió todo de forma increíble en cuanto al acto comunitario de ver cine”, algo que, en su opinión, “va a desaparecer”.

Esto se debe en parte, en su opinión, a que los productos televisivos “son más interesantes”, aunque ha agregado que “puede haber una reacción” de personas que “se junten de nuevo a ver el cine en las salas”.

A este respecto, ha comentado que la afluencia de público a las salas de cine argentinas “está subiendo, pero para ver, sobre todo, películas de Marvel, con alguna comedia que se cuela”.