Compartir

El alcalde de Boadilla del Monte, Antonio González Terol, acompañado por afiliados y concejales del Partido Popular en el consistorio municipal, ha realizado en el Parque Víctimas del Terrorismo una ofrenda floral ante el monumento que, en dicho parque, se ha erigido en memoria y homenaje a todas las víctimas de la barbarie terrorista. Además se ha recordado al concejal del Partido Popular en Ermua, Miguel Ángel Blanco, cuando se cumplen 17 años de su secuestro y asesinato a manos de la Banda Terrorista ETA.

Tras la ofrenda floral, se ha guardado un minuto de silencio y, como parte del homenaje, Antonio González Terol ha dado lectura a un manifiesto en el que ha recordado al edil popular del País Vasco como “un chico normal de 29 años que, guiado por su compromiso social y su vocación de servicio, había dado un paso más afiliándose al Partido Popular y aceptando el difícil reto de ser concejal en una tierra en la que la defensa de la libertad y de la democracia suponían estar amenazado y jugarse la vida“.

“Durante las terribles y angustiosas 48 horas que duró su secuestro – ha proseguido el primer edil – todos los españoles, independientemente de edades e ideologías, fuimos Miguel Ángel Blanco. Este hecho marcó un antes y un después en la lucha contra el terrorismo ya que desde un frente común todos los españoles apoyamos a un gobierno que no cedió al chantaje del terrorismo”. “Ahora 17 años después de este vil asesinato, muchas cosas han cambiado ya que gracias al extraordinario trabajo realizado por la Policía, la Guardia Civil y el Poder Judicial, la banda terrorista ETA está sumamente debilitada, aunque – ha insistido el alcalde – no ha sido derrotada.”

Por ello, en la opinión de González Terol el riesgo al que nos enfrentamos ahora es al de “aceptar el relato de los terroristas y sus reivindicaciones totalitarias y nacionalistas a cambio de una supuesta y mal denominada paz”.El alcalde ha concluido su intervención señalando que con este acto de homenaje su intención es la de “mostrar que no olvidamos y que reafirmamos nuestra convicción de que las víctimas no deben ser equiparadas a sus verdugos“.

Además ha señalado que desde el Partido Popular vamos a seguir defendiendo la democracia sin renunciar a la libertad y a la dignidad y a tener siempre presente nuestro firme compromiso con la “memoria, la dignidad y la justicia” para Miguel Ángel Blanco y para todas las víctimas del terrorismo y sus familias, un referente moral para toda la sociedad española.