Compartir

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

El candidato a la Secretaría General del PSOE José Antonio Pérez Tapias ha propuesto este martes cambiar “lo que no no funciona bien” en el partido para que sea “transparente, libre, plural y participativo” y no haya “redes clientelares”.

“Quiero que el PSOE vuelva a ser la organización de los trabajadores y trabajadoras para la defensa de sus derechos”, ha manifestado en una carta en la que pide el voto a los militantes en castellano, gallego, euskera y catalán.

Sánchez Tapias les anima también a “recuperar el entusiasmo, las ganas de seguir luchando y la pasión por la justicia que ha de inspirar una acción política transformadora limpia, transparente y eficaz”. La pasión de “sentirnos socialistas, de izquierdas, radicalmente democráticos”, añade.

Para ello, considera necesario dar un “salto adelante en democracia interna”. “Cambiar lo que no funciona bien en la organización para lograr un partido transparente, libre, plural y participativo, sin redes clientelares, donde cada militante pueda participar y decidir como ejercicio de lealtad al proyecto común desde la propia libertad”, detalla.

El candidato aspira a lograr un PSOE “renovado, democrático, transformador, de izquierdas, laico, federal, republicano, feminista y ecologista” que se enfrente a las políticas del Partido Popular. Así, se compromete a “profundizar en la democracia y combatir la crisis” potenciando el crecimiento sostenible y frenando políticas que “solo consiguen acentuar las desigualdades”.

Para conseguirlo, propone ampliar la protección social y los derechos de la ciudadanía “desde una base productiva sólida, competitiva y diversificada, dinamizada como economía solidaria”, y garantizar el sistema público de pensiones.

AFRONTAR LA CRISIS INSTITUCIONAL

Además, en su carta asegura que afrontará la crisis institucional “desde la ética” y apostando por “un modelo de Estado federal plurinacional basado en los valores del republicanismo propios de una democracia representativa”. Según señala, para conseguir ese objetivo hay que “reubicar al PSOE en la izquierda, un lugar que jamás debió abandonar”.

Por último, destaca el “momento histórico” que supone la elección directa del secretario general del partido por parte de los afiliados y afirma que defenderá que ese voto, “que ahora es sólo consultivo, sea definitivamente vinculante”.